Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FINAL A CUATRO DE LA EUROLIGA

El CSKA, rey de Europa

El conjunto ruso logró ayer, frente al Maccabi, su sexto título

Actualizada Lunes, 5 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA. MADRID

El CSKA de Moscú logró ayer su sexta Copa de Europa en Madrid al vencer al Maccabi de Tel Aviv (77-91). La pista del Pabellón de los Deportes fue talismán para los intereses rusos, como hace ocho meses, cuando la selección de los Kirilenko, Holden y compañía ganó el Eurobasket. Cada vez que el Maccabi y el CSKA se encuentran en una pista se producen una lucha de egos.

En un rincón y vestido de amarillo se encuentra el denominado equipo de una nación, el orgullo de Israel; en el otro lado, se sitúa el equipo de los multimillonarios moscovitas.

Con estas premisas, el partido fue una sucesión de tirones. Si las torres del Maccabi marcaban las primeras diferencias, la maquinaria rusa correspondía con su artillería. Langdon provocó las primeras diferencias con sus triples. Logró dos parciales de 0-7 en el primer cuarto, que los macabeos respondieron con más kilos y centímetros en la pintura. Sherp sacó a Batista por un inoperante Vujcic y le dio plena libertad a Morris. De esta manera, el 10-16 se convirtió en 21-22 al final de los primeros diez minutos.

El Maccabi respondía a cada golpe ruso, pero no llevaba la iniciativa. Era Jon Robert Holden el que marcaba la pauta, el tiempo del partido. El base americano dio un latigazo en la dirección y junto a dos triples de Langdon provocaron el primer gran parcial (2-11) para irse 31-38. Los israelíes tocaron arrebato y Bynum tiró de casta. Un par de entradas, unas faltas y otra vez el Maccabi en el cogote ruso (41-42). Era el segundo aviso.

A la tercera, el CSKA rompió el partido. Comenzó el penúltimo parcial con un 0-6, que aumentó hasta los 9 puntos para lograr su máxima diferencia del partido (47-56), que a la postre fue definitiva. Paploukas apareció para dormir el duelo, darle más pausa y jugar a la griega. Y el conjunto moscovita se movió como pez en el agua. Apretó en defensa y el Maccabi se empantanó. Sólo pudo bajar hasta los seis puntos (57-63) para cerrar el tercer cuarto.

Y en los últimos diez minutos, el club israelí reventó. Un parcial de 0-14 para el equipo rojo disipó cualquier duda. El Maccabi tiró de orgullo para obrar el milagro. Logró ponerse a diez (63-73), pero ya fue en balde.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra