Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TOROS/MADRID BARQUERITO

Sorprende Morenito de Aranda

Actualizada Lunes, 5 de mayo de 2008 - 04:00 h.

D El santacoloma con el que confirmó la alternativa Morenito de Aranda, cinqueño con sus dos puntas afiladas, fue toro de buen son, humillador y noble. No muchas fuerzas. Las suficientes. Lo lastimó un picotazo en los bajos. Lo trató muy bien Morenito. Académica suavidad, oficio, buen temple.

Primero, porque sintió descolgar al toro desde que lo vio empaparse en el capote, y en un notable ramillete de verónicas de lindo encaje; luego, porque animaba la calidad del toro, que a veces se rebrincaba un poco y entonces remataba arriba, pero sólo a veces, muy pocas.

Se empleó en todas las demás bazas y por la mano izquierda lo ligó Morenito con llamativa facilidad. No se podía abusar del toro, que pedía sus dosis de calma en cada lance. Una estocada sin puntilla pero con vómito.Morenito dio una vuelta al ruedo bien celebrada.

Segundo y tercero de San Martín, cinqueños como el resto de corrida, salvo el quinto, salieron buenos. Cuajadito, montado y encampanado, el segundo, negro entrepelado, se fue suelto de varas pero se dejó ver en un bello quite de Bolívar por gaoneras. Buen estilo. No tanta fuerza. De cuando en cuando las salidas distraídas de embroque tan clásicas en el toro santacoloma. Salvador Vega anduvo fácil. Al hilo del pitón, pero a pulso, compuesto, despegado. Preciosos muletazos sueltos: un trincherazo, dos ayudados por bajo, algún redondo acompañado con la cintura, uno extraordinario d pecho. De vago espíritu la faena. Una estocada caída. Se echó el toro.

La de Sánchez Fabrés (o Coquilla) es una de las ramas mejores del nudo de santacolomas que conviven dentro de la ganadería de San Martín y el tercero de la tarde pareció, por forma y fondo, de esa línea. No completo: por escarbar, por salirse distraído también más de la cuenta, por su pizca de falta de fijeza. Sin embargo, fue en el caballo el de mejor aire, más impulso y más riñones. Buen recorrido por la mano derecha. Se iba el toro todo. Lo toreó a gusto Luis Bolívar, que lo lidió de salida bien de verdad. Una faena de más a menos, con una tanda espléndida en redondo casi al arranque. Sólo en la segunda puesta. Luego, a distancia recortada, toro menos entregado. Y luego, unos golpes de viento, un embarazoso intento con la izquierda y al quinto reclamo se le vino a Bolívar el toro encima y lo prendió. Lo tuvo además preso entre las manos. Ileso del trance el torero de Cali, pero se estropeó el invento, se indispuso el toro y sólo dio para matar. Muy honrosamente: la muleta a la pezuña, a paso de banderillas el embroque, la espada arriba.

El cuarto, cornipaso y cornalón, astifino, fue complicadísimo. Frenado, se quedaba debajo, no atendía. Ninguna fijeza, ni la imprescindible. Dos puyazos sin emplearse ni darse por enterado. No dejó a Salvador Vega ni atacar ni pasar con la espada. Lo esperaba. Procedía un bajonazo. Pero ni eso. Pasó el tiempo. Una hábil estocada atravesada no bastó. Más pinchazos. Tres avisos y toro al corral.

El pulso volvió a la normalidad enseguida. Un quinto bajo de agujas, veleto, cara de joven. Buenos lances de Bolívar que prometieron más toro de lo que hubo después. Éste, repuchado en varas y dolido en banderillas, tuvo muy poco aliento, escarbó, se distrajo. Tuvo, con todo, nobleza. Buen manejo de Bolívar, buen pulso, sitio. Y una estocada en los bajos. El sexto, de lindo cuajo, algo cabezón, brusco de partida y bronco en varas. Pero metió la cara y obedeció. Y se atrevió con él Morenito en una faena de mucha soltura, fácil carácter y segura decisión: de pisarle al toro el terreno donde se empleaba y de irse de él cuando lo buscaba al revolverse. Buen trabajo. De hacer méritos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra