Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EMPRESAS

MRA, una diversificación hacia el aceite

Actualizada Domingo, 4 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • RUBÉN ELIZARI CÓRDOBA

El grupo MRA ha creado la filial Innoliva para convertirse en un referente mundial en la producción de aceite de oliva. Invertirán 260 millones de euros en plantar 19 millones de árboles en un período de 5 años

Del ladrillo al campo. La única excavadora que ha accedido a La Finca del Río, un bucólico paraje situado a 150 kilómetros de Córdoba, es la que cava la zanja por la que transcurre la tubería que regará a miles de olivos. El Grupo MRA, a través de su filial Innoliva, invertirá un total de 260 millones de euros hasta 2.013 para cultivar 19 millones de olivos en 10.300 hectáreas de olivo distribuidas entre Córdoba, Badajoz y Portugal. La promotora inmobiliaria MRA se ha propuesto convertirse en un referente mundial en la producción de aceite de oliva. "Este es un tiempo que no volverá", comentaba Miguel Rico, presidente de MRA durante una cena con varios medios de comunicación refiriéndose al crecimiento de la economía española de los últimos años, basado en la construcción. "Estamos preparados para afrontar una dura crisis de la demanda y para afrontar el cambio estructural. Nuestro discurso no ha cambiado. Hace dos años ya decíamos que esta situación era insostenible y que iba a reventar por algún sitio. Se ha dado una hipervaloración de los activos lo que está produciendo la quiebra del sistema", reflexionaba. "Estamos ante una gran crisis de confianza del consumidor".

Agroinnovación

Innoliva, creada en 2005 y presidida por José Javier Armendáriz, ex-consejero de Industria de la Comunidad foral, se gestiona bajo el concepto de Agroinnovación: la innovación y la tecnología al servicio de la agricultura.

A principios de la década de los 90, y como una solución al problema de pequeñas tierras, surgió en Cataluña una técnica de producción conocida como superintensivo. En vez de plantar un olivo cada 10 metros, característico del sistema tradicional, se cultiva un árbol cada 1,35 metros. De esta manera se incrementa el número de kilogramos de aceitunas que se recogen por hectárea. Este es el sistema es por el que ha apostado Innoliva.

Además, al aumentar el número de hectáreas cultivadas se consigue un gran número de litros de aceite de una calidad homogénea, algo extremadamente complicado en un sector completamente atomizado y donde no existen referentes claros en la producción. Otras de las ventajas de los cultivos superintensivos es que no dependen de la climatología para mantener los mismos niveles de cosecha.

La tecnología, clave

En el modelo de negocio de Innoliva la tecnología es una de las claves para su viabilidad económica y conseguir su objetivo de 100 millones de ventas en 2013. Esta empresa, donde también participan La Caixa a través de Invercartera, y la familia del Pino mediante Polan, controla todo el proceso productivo. Para empezar, plantar un olivo cada 1,35 metros requiere la utilización de un GPS. Aquí no acaba el uso de la tecnología. Mediante sensores incluso es posible medir la evaporación para saber qué cantidad de agua necesitan o el día óptimo para empezar la recolección, también automatizada. "El agua se ha convertido en un recurso crítico. Utilizamos el sistema de riego por goteo", dice Armendáriz que cuenta que en su búsqueda de nuevas fincas para el cultivo de olivos siguen el curso del río Guadiana para abastecerse.

Gracias a la industralización en los procesos los costes se reducen. José Javier Armendáriz, presidente de Innoliva, explicaba que en el año 2012 la agricultura dejará de ser un sector subvencionado: "Hoy en día gran parte de las plantaciones son rentables gracias a las subvenciones. Sin ellas, no lo serían".

Puede resultar extraño que una constructora como MRA diversifique sus activos en el aceite, pero José Javier Armendáriz explica que en el plan de negocio de Innoliva se encuentra fabricar biomasa para generar energía eléctrica a través de los residuos de poda del olivo y de los huesos de la aceituna. "En biomasa tenemos mucho que decir", dice Armendáriz.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra