Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los Hornets dan un aviso a los campeones y los Pistons a los Magic

Detroit ganó con facilidad a Orlando por 91-72

Actualizada Domingo, 4 de mayo de 2008 - 10:25 h.
  • AGENCIAS. Houston (EEUU)

La batalla de las semifinales de la NBA en las Conferencias del Oeste y el Este comenzaron con los Hornets de Charlotte y los Pistons de Detroit dando avisos a sus respectivos rivales de los Spurs de San Antonio y Magic de Orlando que están listos para hacer valer la ventaja de campo.

Al menos eso fue lo que sucedió en los primeros partidos de ambas eliminatorias que dejaron a los Hornets y los Magic con dos triunfos contundentes y de preocupación para los perdedores.

Cuando se esperaba que en el New Orleans Arena llegasen unos campeones de liga motivados y plenos de moral después de haber eliminado a los temibles Suns de Phoenix, se encontraron con un equipo, los Hornets, que confirmaron su condición de campeones de la División Suroeste y poseedores de la segunda mejor marca en el Oeste.

Además también se chocaron con la inspiración del alero David West que alcanzó su mejor como profesional en un partido de la fase final al anotar 30 puntos y liderar a los Hornets al triunfo de 101-82 ante los Spurs para ponerse con la ventaja de 1-0 en la serie al mejor de siete.

El segundo partido se disputará en el mismo escenario del New Orleans Arena el lunes.

West, que ha ido a más en su rendimiento a medida que ha transcurrido la temporada regular y durante la primera eliminatoria frente a los Mavericks de Dallas, fue siempre una pesadilla para la defensa de los Spurs que no tuvieron con Bruce Bowen y Tim Duncan la solución para evitar que fuese el factor ganador.

Sus tiros de campo siempre llegaron en los momentos decisivos y anotó 13 de 23 con 4 de 5 desde la línea de personal para también aportar nueve rebotes bajo los aros.

Pero si West lideró el ataque de los Hornets, el base Chris Paul también iba as ser el jugador que impuso el ritmo y los tiempos del partido con un gran manejo del balón que le permitió aportar 17 puntos y 13 asistencias.

Las acciones de West y Paul fueron decisivas en el tercer periodo para que los Hornets viniesen de atrás para remontar una desventaja de 11 puntos que llegaron a tener en la primera parte.

La figura del alero serbio Peja Stojakovic, que aportó 22 puntos, y el doble-doble de 10 puntos y 15 rebotes que logró el pívot Tyson Chandler iba a tener un valor especial en el resurgir de los Hornets.

Como también lo fueron los 10 puntos que consiguió el alero Bonzi Wells al salir de reserva.

Si los Hornets estaban inspirados y tenían aportación y varios opciones con su ataque, los Spurs vieron cómo Duncan sólo pudo anotar 1 de 10 tiros de campo para quedarse con cinco puntos, la peor marca en toda su carreras durante la competición de la fase final.

Los cinco rebotes que capturó en defensa tampoco le sirvieron de mucha ayuda a los Spurs, que se apoyaron el base francés Tony Parker con 23 puntos y los 19 del escolta argentino Manu Ginóbili, que logró 19, pero no fueron suficientes para superar la inspiración de West y Paul.

Ginóbili en 32 minutos también capturó seis rebotes y repartió siete asistencias.

Aunque Bowen logró 17 puntos y Michael Finley aportó 13 tantos no compensaron el mal partido que hizo Duncan y también el pívot titular Kurt Thomas, que nunca pudo con Chandler, y se quedó con dos anotaciones.

Los Hornets anularon a Duncan con la doble defensa y el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, respondió con los tiros de triples, pero aunque los campeones de liga anotaron 12, fallaron 19 y no fue la solución, como demostró la derrota inapelable que sufrieron.

Esta vez, los Pistons no hicieron ningún tipo de concesión en el inicio de la eliminatoria de semifinales contra los Magic y el base Chauncey Billups con 19 puntos, siete asistencias ganaron fácil por 91-72 para ponerse con la ventaja de 1-0 en la serie.

El segundo partido se disputará el próximo lunes en el mismo escenario del Palace de Auburn Hills.

El escolta Richard Hamilton aportó 17 puntos, mientras que los aleros Tyshaun Prince y Jason Maxiell lograron 12 tantos cada uno para ayudar en el juego de ataque, que generó 21 asistencias por 15 de los rivales.

Sin embargo, la clave del triunfo fue el gran trabajo defensivo que realizaron los Pistons después de capturar 47 rebotes por tan sólo 40 de los Magic.

Inclusive, la estrella de los Magic, el pívot Dwight Howard, no tuvo su mejor noche al quedarse con sólo 12 puntos, ocho rebotes y tres tapones.

Howard jugó gran parte de la segunda mitad con cinta adhesiva de color azul en su mano izquierda, al parecer para protegerle el dedo pulgar, que se lesionó cuando capturaba un rebote.

El alero turco Hedo Turkoglu y Rashard Lewis, con 18 puntos cada uno, fueron los máximos encestadores de los Magic que tuvieron un 40,5 por ciento de acierto en los tiros de campo, comparado al 42,9 de los Pistons.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra