Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Ciudad Real pierde el partido de ida de la final ante un Kiel superior (27-29)

Los españoles tendrán que buscar la Liga de Campeones en el campo del equipo alemán

Actualizada Domingo, 4 de mayo de 2008 - 21:30 h.
  • AGENCIAS. Ciudad Reak

El Balonmano Ciudad Real no pudo comenzar con buen pie su camino para intentar conseguir su quinto título de la temporada y cayó derrotado por el vigente campeón, el THW Kiel alemán, por (27-29) en el Quijote Arena, en el partido de ida de la final de la Liga de Campeones de Balonmano.

El Quijote Arena, que vistió sus mejores galas para la ocasión, recibió a los suyos con una sonora ovación tras proclamarse el pasado miércoles campeones de la Liga Asobal tras derrotar al FC Barcelona.

El Ciudad Real, que no pudo redondear una semana mágica para ellos, saltó a la pista con la intención de distanciarse en los primeros minutos de los germanos, pero no lo consiguieron debido a las rápidas transiciones entre la defensa y el ataque que hizo el equipo alemán (1-3, 2-4 y 3-5).

Los de Ciudad Real no se encontraron cómodos durante los primeros minutos de partido y se vieron superados en todo momento por el vertiginoso ataque germano, que provocó que el equipo local cometiera cuatro perdidas de balón en los primeros 8 minutos de partido (4-6 y 6-8).

Primera ventaja española

Pero con el paso de los minutos, el conjunto manchego se tranquilizó y consiguió dar la vuelta al marcador y obtener su primera ventaja del partido (9-8) en el minuto 14, gracias a una gran actuación del meta Sterbic, que realizó una actuación sensacional.

Los de Dujshebaev consiguieron romper el ritmo frenético que impuso el Kiel al principio del encuentro y dominó el choque a partir de ese momento (11-9), gracias a que controló los contragolpes del Kiel obligándoles a jugar en posicional, un estilo de juego en el que los germanos no se sienten nada cómodos.

Pero los alemanes se recuperaron y empezaron a exhibir de nuevo su juego frenético y veloz (11-12 y 12-13), que no pudo ser defendido por los hombres de Talant Duishebaev, que se vieron superados en todo momento por los ataques en cadena de Kavticnik y Lundstrom por los laterales.

El Kiel, indiscutible líder del balonmano alemán --11 títulos en las últimas 15 temporadas-- buscó constantemente al lateral izquierdo francés Nicola Karabatic, imparable en el uno contra uno y considerado por muchos como el mejor jugador del viejo continente, que anotó un total de 9 goles.

Los de la Mancha aguantaron el chaparrón y empezaron a recuperarse cuando el conjunto alemán experimentó un pequeño bajón fisico, lo que fue aprovechado por el Ciudad Real para recortar diferencias en el marcador (13-13) aunque al final, el Kiel se fue al descanso con un gol de ventaja (13-14).

Tras la reanudación del encuentro, el Ciudad Real, que cuenta con una plantilla más amplia y potente que los campeones alemanes --sólo juegan con nueve jugadores--, intentó romper la defensa 6-0 planteada por el técnico serbio Serdarusic para abrir ventaja en el luminoso, pero no pudieron.

Los pupilos de Talant Dujshebaev intentaron impedir que los alemanes desarrollaran su balonmano intenso y vertical pero fue inútil, ya que los de Serdarusic tomaron la iniciativa y empezaron a aumentar la ventaja en el marcador apoyados por una gran labor del meta Olmenter bajo los palos (16-17 y 18-19).

Pero a partir del minuto 10 de la segunda parte, el Balonmano Ciudad Real comenzó a correr y recuperó la ventaja en el marcador (21-19), distanciándose de los germanos por primera en el partido de una forma clara (23-21), gracias a los goles de Rutenka y de Stefansson.

Los alemanes, que jugaron con los mismos hombres en defensa y en ataque durante la casi totalidad de los sesenta minutos de partido, siguieron confiando en su poderosos contragolpes para dar guerra en el Quijote y no les fue mal, ya que los manchegos no fueron capaces de aumentar la diferencia (23-22 y 24-23) en el marcador.

Lesiones manchegas

El Ciudad Real lo siguió intentando pero tuvo muy mala suerte con las lesiones, ya que Duishebaev perdió durante el transcurso del segundo período a Metlicic, Davis y Rutanka, lo que fue aprovechado por el conjunto alemán para volver a ponerse por delante en el marcador (25-27 y 26-29).

El partido de vuelta de la gran final, que enfrentará a los dos últimos campeones de la 'Champions', se celebrará en la cancha del conjunto alemán el próximo domingo 11 de mayo, y el conjunto manchego tendrá que remontar dos tantos en el marcador.

En cuanto a títulos, el Ciudad Real, que afronta su tercera final europea en los últimos cuatro años, dispone ya de un título continental, el que cosechó en la temporada 2005/2006 cuando venció en la final al Portland San Antonio, mientras que el Kiel también poseé una 'Champions', la que logró la temporada pasada frente a sus compatriotas del Flensburg.

CIUDAD REAL: Sterbik (p), Stefansson (6), García Parrondo (1), Morros, Rutenka (4), A. Entrerríos (2), Davis, Pajovic (3), Laen (4), Dinart (1), Kallman (2), Metlicic, Zorman (4) y Hombrados (p).

THW KIEL: Omeyer (p), Lund (1), K. Andersson (1), Lundström, Kavticnik (6), Anic, Lövgren (1), Ahlm (5), Szilagyi, Zeitz (1), Karabatic (9), Klein (2), Jicha (3) y Andersson (p).

PARCIALES: 4-5, 6-8, 10-9, 11-11, 13-13, 13-14; -descanso- 16-17, 20-19, 23-22, 25-25, 25-27, 26-28, 27-29.

ÁRBITROS: Slobodan Visekruna (SER) y Zoran Stanojevic (SER). Excluyó a Davis, Rutenka, Kallman y a Pajovic por parte local, mientras que hizo lo propio con los jugadores del Klein Lund, Kavticnik, Ahlm y Lundström.

PABELLÓN: Quijote Arena. 5.800 espectadores.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra