Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Asier pone el punto final a Eugui

El agoizko cae y se despide para siempre del Manomanista

Actualizada Domingo, 4 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

El Manomanista y el Labrit vivieron ayer la despedida de uno de sus nombres grandes. Patxi Eugui escribió ayer el último capítulo dentro de la competición reina de la mano. Fue una historia que no tuvo el final soñado, el agoizko se quedó en nueve tantos ante un gran Asier Olaizola que por primera vez en su carrera alcanza unas semifinales del mano a mano. Eugui ya es historia de esta competición, con sus 36 partidos, 19 victorias, 3 txapelas y cuatro finales disputadas.

Una trayectoria merecedora del reconocimiento y respeto de toda la pelota.

Hace un par de meses Patxi Eugui puso el contador de su retirada en marcha. Verano, Aoiz. Antes el agoizko soñaba con despedirse a lo grande en la competición que le había hecho grande, el Manomanista. Durante este tiempo ha trabajado a destajo para llegar a punto a la cita del Labrit. Pero ayer quedó demostrado que toda esa preparación minuciosa no ha sido suficiente para doblegar al hombre revelación del Manomanista 2008. Asier Olaizola ha dejado en el camino a tres pesos pesados de la competición: Xala, Beloki y Eugui. Por primera vez el goizuetarra se planta en una semifinal que hoy sabremos si será un duelo de hermanos.

Asier Olaizola jugó en el Labrit con el mismo temple, seriedad y concentración de los dos partidos anteriores. Al margen de los tres tantos directos que logró con el saque, el goizuetarra hizo mucho daño con el disparo inicial. Eugui casi siempre le dejó pelota franca adelante en el resto, y a partir de ahí Asier se limitó a ir soltando estopa con su derecha.

Eugui vio la que se avecinaba trató de buscar soluciones de aire, y cortar la iniciativa del goizuetarra, pero tampoco resultaron suficientes. El agoizko ofreció resistencia hasta la igualada a cinco tantos pero no le hacía daño a Asier con el saque, y tampoco conseguía superarle con su golpe. El partido no tardó en romperse. A Asier le bastó con no salirse de la línea marcada a lo largo de todo el torneo. Insistir en el peloteo, huir de florituras y trabajar, mientras que el agoizko se iba diluyendo poco a poco. Le puso voluntad, demostró que todavía tiene buenas piernas, pero con eso no resultó suficiente.

Maquilló Asier la diferencia debido a un par de errores puntuales de colocación, pero su victoria fue inapelable.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra