Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Gordon Brown, pendiente de los resultados de las elecciones municipales

La batalla por la alcaldía de Londres tiene en vilo a los grandes partidos que no confían demasiado en sus propios candidatos

Actualizada Viernes, 2 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GURRUCHAGA . COLPISA. LONDRES

El primer ministro británico, Gordon Brown, espera el resultado de las elecciones municipales que se celebraron ayer en un tercio del país como una primera prueba de su popularidad y como una marca para intentar recuperar la iniciativa, perdida en los últimos meses.

En las elecciones municipales celebradas hace dos años, los laboristas. entonces guiados por Tony Blair, lograron el 26% de los sufragios. Esa baja base de partida puede amortiguar el efecto de los malos resultados que espera el partido de la izquierda británica.

Los conservadores guiados por David Cameron intentan superar la barrera del 40% de los sufragios, de tal modo que puedan presentarse como un partido que alcanza ya el umbral necesario para confirmarles como favoritos para las generales previstas para dentro de dos años.

Y los Liberales Demócratas, dirigidos ahora por el joven Nick Clegg, obtuvieron excelentes resultados hace dos años, pero aspiran a presentarse como un partido de gobierno.

Londres

La elección directa del alcalde de Londres ha acaparado la atención, aunque hay batallas electorales significativas en Liverpool, Newcastle o Reading, que ofrecerán la oportunidad de extraer conclusiones a nivel nacional.

"Lo mejor que nos podría ocurrir es que gane Ken Livingstone por poco y así podamos denunciar a los laboristas por corrupción electoral", decía privadamente hace unos días un influyente miembro del partido Conservador. Que un cualificado tory prefiera desgastar a la oposición que tener a su candidato, Boris Johnson, al frente de la capital en el camino hacia unas elecciones generales, muestra la desconfianza hacia un político que es más festejado por sus ocurrencias ante la prensa que por su presunta capacidad gestora.

Livingstone, que incluso abandonó el partido cuando Blair intentó marginarlo y que ha seguido una carrera peculiar e individualista, tampoco despierta grandes simpatías entre los altos cargos del partido- y menos en Brown, que le detesta- por lo que la elección más seguida por la prensa y el público tiene un desarrollo más truculento en la trastienda política.

Sin poder

Observadores de varios partidos decían ayer que la participación en Londres era más alta que en el pasado, pero no parece que rebasará la mitad de los electores. La escasa participación es un signo de la extendida indiferencia hacia la política, pero también una consecuencia de la pérdida de poder de los ayuntamientos. A principios del siglo XX, los gobiernos municipales gestionaban la educación, con excepción de las universidades, y la sanidad, además de los servicios de emergencia y policía, el embrión de la seguridad social, generaban la mayor parte de la electricidad consumida localmente, suministraban el agua y construían vivienda pública. Dos procesos contrapuestos han mermado el poder local. El primero fue la nacionalización laborista, que creó servicios centrales. Después, la privatización conservadora, que traspasó esos servicios a empresas privadas.

Los ayuntamientos gestionan lo que les queda bajo el control estricto de la burocracia de Whitehall. Si en el principio del siglo XX los ayuntamientos recaudaban con sus tasas el 77% de su gasto, ahora el 75% llega del Gobierno central y la tasa municipal promedio por vivienda es de unos 1.600 euros anuales.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra