Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El "monstruo de Amstetten" amenazó a sus víctimas con matarlas con gas

Josef Fritzl amenazó a sus rehenes con acabar con su vida en el caso de que intentasen escapar o hacerle daño

Actualizada Viernes, 2 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. AMSTETTEN .

La historia de terror que vive la pequeña ciudad de Amstetten desde el domingo pasado parece no tener fin y cada día se conocen nuevos antecedentes de la personalidad de Josef Fritzl, el hombre que encerró a su hija Elisabeth durante 24 años para convertirla en su esclava sexual.

La más reciente revelación fue dada a conocer ayer por Helmut Grainer, portavoz de la Policía federal criminal austriaca, quien reveló que el "monstruo de Amstetten" habría amenazado a sus víctimas con matarlas con gas venenoso, si a él le ocurría algo.

"Es posible que haya sido una simple amenaza sin contenido para intimidar a su hija y a los niños", dijo el funcionario. "Estamos verificando si realmente podía introducirse gas en el sótano", añadió. Según fuentes de la policía local, Josef Fritzl dijo en sus primeras declaraciones que tenía previsto matar de esa manera a sus rehenes en caso de que éstos intentaran escapar o hacerle daño.

Los expertos también intentaron determinar si el dispositivo electrónico de la pesada puerta de hormigón de la cárcel estaba programado para abrirse al cabo de cierto tiempo, como también lo afirmó Fritzl.

El secreto del sumario sufrió una primera y breve violación cuando un agente anónimo reveló a la edición electrónica de la revista "Der Spiegel" detalles de la declaración que hizo Elisabeth Fritzl el sábado pasado

"No se por qué mi padre me escogió a mi. Desde que tenía once años siempre abusó de mí, en la casa, en el sótano y en el coche". Según la mujer, su madre nunca supo de su martirio y, aparentemente, su carácter sumiso hizo posible que su esposo pudiera llevar a cabo su crimen.

Este aspecto de la personalidad de la esposa de Josef Fritzl fue confirmada por su hermana Chrsitine R. quien declaró al periódico "Österreich" que su cuñado había tiranizado a su esposa durante más de 50 años. "Josef era un déspota y tiranizó a mi hermana y a mis sobrinos", dijo la mujer. "Él siempre hacia chistes sobre su vida sexual con su esposa. Todos sabían que ya no tenían sexo".

Pero nadie pudo imaginar que el "monstruo" satisfacía sus ímpetus sexuales con su hija. "Bajaba todas las mañanas a las 09:00 horas al sótano, supuestamente para dibujar unos planos de unas máquinas que quería vender. A veces pasaba la noche allí y Rosi (la esposa) no podía llevarle ni siquiera una taza de café", declaró la cuñada de Josef


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra