Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ECONOMIA

Abaigar celebra su cincuenta aniversario

La empresa navarra de promoción y construcción inmobiliaria Abaigar celebra durante este año 2008 su cincuenta aniversario y afronta el futuro con solidez y confianza, precisamente cuando el sector atraviesa un momento de incertidumbre

Actualizada Jueves, 1 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • GOIZEDER LAMARIANO . PAMPLONA

HA pasado medio siglo desde que, en 1958, Miguel Ángel Abaigar llevara a cabo su primer proyecto de construcción, las escuelas de Tolosa. Por ello, la constructora y promotora navarra Abaigar celebra durante este año 2008 su cincuenta aniversario. Y precisamente cumple sus cincuenta años cuando el sector atraviesa un momento de incertidumbre y falta de confianza tanto de los propios constructores, promotores y agentes inmobiliarios como de los consumidores.

Ana Cañas Aparicio, adjunta a dirección de Abaigar desde el año 2005, explica cuál es el secreto de esta empresa para haber llegado al medio siglo de vida. "La característica principal de Abaigar tanto durante toda su historia como sobre todo en la actualidad en este momento complicado que vive el sector han sido los dos activos muy consolidados que tenemos en Navarra. Contamos con un equipo muy bueno y preparado de 90 personas entre oficina y obra y unos recursos empresariales con los que podemos afrontar esta situación".

Para Cañas, hay dos cosas fundamentales para superar con éxito la situación que atraviesa el sector. "Tenemos la suerte de que nosotros llegamos a este momento con el 90% de las promociones que tenemos en curso ya vendido y estamos muy bien posicionados en vivienda protegida. Y, por otro lado, nuestra cartera de suelo es prácticamente toda urbana, ya que el 95% es ya suelo urbano, y el 5% es urbanizable. Esto es otra cosa que tenemos a nuestro favor porque, de esta forma, el riesgo que corremos es muy bajo".

Sobre el modo en el que Abaigar afronta la crisis, Ana Cañas añade: "Tenemos estos dos activos que nos respaldan para afrontar el futuro con confianza y tranquilidad. No creo que este momento que vivimos actualmente sea una crisis, sino más bien un cambio de ciclo, y no es algo nuevo, ya que en el sector de la construcción siempre ha habido altos y bajos".

Respecto a las causas que han ocasionado esta situación, desde Abaigar destacan: "Estamos viviendo una corrección de los precios que es más que necesaria, porque estaban sobredimensionados. Junto a esto, la causa principal se encuentra en el problema de liquidez que tienen los propios bancos. Han cortado los créditos a un sector como el nuestro, que precisamente necesita la confianza de los bancos para funcionar y hacer inversiones tan fuertes como las que representa la vivienda. Todo esto, a su vez, ha provocado la falta de confianza del consumidor, que está a la expectativa sin saber con exactitud qué va a ocurrir a partir de ahora".

Recuperar la confianza

Y, precisamente, sobre el futuro, Ana Cañas vaticina: "Se recuperará otra vez la confianza y se seguirá hacia delante. Pero tampoco podemos negar que ahora mismo hay una crisis financiera que está afectando de pleno al sector inmobiliario pero, que si no se traspasa a la economía real, se solucionará a partir de 2009". Respecto al comportamiento del precio de la vivienda, desde Abaigar relatan: "Irán subiendo poco a poco, pero no como antes, sino a un ritmo normal, probablemente un poquito más que el IPC".

Por otro lado, Ana Cañas considera que este momento de incertidumbre que atraviesa el sector también tiene una parte positiva: "El inversor especulativo va a desaparecer, que es precisamente lo que provoca que suban los precios por las expectativas de revalorización. Por todo ello, pensamos que esta corrección de los precios puede ser sana, sobre todo para los profesionales del sector que queremos estar otros 50 años más. Es algo deseable, porque el ritmo anterior no se podía soportar. Desaparecerá también el promotor ocasional y se quedarán en el mercado sólo los buenos profesionales, y así el consumidor también se volverá más exigente y no comprará ni a cualquiera ni cualquier cosa. Lo más importante es transmitir confianza a la gente. Es algo básico para seguir adelante y superar este momento".

Hitos de la historia

En estos cincuenta años, Abaigar ha realizado más de 2.580 viviendas. Y en este medio siglo se han vivido hitos importantes en su historia, entre los que destacan: El inicio de la actividad de promoción y construcción de viviendas en el barrio pamplonés de la Rochapea en 1962. La participación en la construcción de San Juan, un nuevo barrio de Pamplona, en la década de 1970. Una década después, en los años ochenta, la construcción de Iturrama. En los años noventa Abaigar centra su actividad en las promociones de Barañain, Mendebaldea y Zizur Mayor. Y en los años 2000 se centra en los desarrollos urbanísticos de Buztintxuri, Berriozar, Mutilva y Sarriguren. En 2002 Abaigar gana el primer concurso de vivienda protegida promovido por el Gobierno de Navarra en Buztintxuri. Y en 2006 es finalista de los premios APCE, Asociación de Constructores Promotores de España, en la categoría de Vivienda Protegida por el proyecto de 110 viviendas en Sarriguren. El pasado mes de marzo, Abaigar finalizó la promoción de 80 viviendas en Buztintxuri, la primera promoción de viviendas de la empresa con Certificación Energética Nivel A.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra