Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

Los marineros descansan ya en España

Los ocho gallegos y cinco vascos pusieron fin ayer a la pesadilla del secuestro tras abrazarse con sus familiares

Actualizada Jueves, 1 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • A.OJEA/J. GARCÍA . COLPISA. VIGO/BILBAO

Los ocho marineros gallegos y los cinco vascos del atunero Playa de Bakio llegaron a primera hora de la tarde de ayer a Bilbao y Vigo y recibieron por fin el abrazo de sus familiares y amigos. Exhaustos y con ganas de olvidar la pesadilla vivida en Somalia, comentaron que durante el secuestro de los piratas pensaron que nunca más volverían a casa, y agradecieron a las autoridades españolas los esfuerzos para conseguir su liberación.

En manga corta y con expresión cansada y seria, los tripulantes -que pasaron la mayor parte de las diez horas y media que duró el vuelo desde el Índico durmiendo tras no haber descansado durante su secuestro- fueron recibidos en la base madrileña de Torrejón de Ardoz por la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, así como por el armador del buque, Borja Soroa.

Los 13 africanos del atunero vasco se quedaron en las Islas Seychelles, desde donde partirán hacia sus respectivos países de origen en vuelos costeados por la compañía pesquera a la que pertenece el atunero.

"Pensé que no volvería a ver esta tierra", explicó ayer Anxo Fernández, el contramaestre del Playa de Bakio ayer, nada más pisar el aeropuerto de Vigo-Peinador poco después de las 11.00 horas, procedente de la base madrileña de Torrejón de Ardoz. Además de familiares y amigos, esperaban su llegada el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, y la consejera de Pesca, Carmen Adán.

Sin opciones

"No nos dieron opción a nada, dispararon un lanzagranadas que atravesó el puente y reventó todos los aparatos y nos amenazaron con kalashnikov", recordó Fernández, que dijo, no obstante, que el trato "fue muy correcto", aunque "nos obligaron a hacer la vida del comedor al camarote y del camarote al comedor". "No podíamos subir a cubierta, donde ellos estaban apostados", dijo.

El contramaestre, improvisado portavoz de todos sus compañeros, relató las condiciones en las que hubieron de pasar varios días, con las constantes amenazas de los piratas, que les amenazaban con cortarles el cuello al más mínimo roce.

Disponían de sólo un minuto para ir al baño o, en algunas ocasiones, para hablar por un teléfono móvil que tenían que devolver a sus secuestradores. Sobre el rescate, el contramaestre aseguró que ni él ni sus compañeros tienen información alguna. Ni siquiera se enteraron de que había un buque de la Armada en las proximidades de su cautiverio.

Las primera palabras de los marineros vascos a su llegada al aeropuerto vizcaíno también fueron de agradecimiento. El marinero Gotzon Clemos reconoció que se encontraban "reventados físicamente" como consecuencia de la dura experiencia vivida y del largo viaje, y que ahora su primer objetivo era "descansar" e intentar "pasar página" al secuestro sufrido.

Clemos dio las gracias por el apoyo recibido "de los periodistas y de la gente que ha estado con nosotros, sobre todo el Gobierno central y el Gobierno vasco, que se han portado divinamente".

"El futuro es hoy"

Fátima Iturria, compañera del pescador Jaime Candamil, mostró ayer también su deseo por superar lo ocurrido y subrayó que "el futuro es hoy". Por su parte, la madre de Candamil, Gloria Casanova, comentó que iba a dedicar el día "a comer, pasear y disfrutar". "Lo besaré y abrazaré por todos los días que hemos pasado", señaló ayer.

Los pescadores vascos fueron recibidos por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, y por el consejero vasco de Agricultura y Pesca, Gonzalo Sáenz de Samaniego. Luego se abrazaron lejos de miradas indiscretas y de los focos y, con lágrimas en los ojos, emprendieron el viaje de regreso a sus lugares de residencia.

Entretanto, en el puerto de Bermeo, donde se encuentra ubicada la base del Playa de Bakio, se vivió una jornada laboral habitual, aunque los profesionales del mar comentaron en corros el feliz desenlace del secuestro. Peio, un veterano con muchos trienios de vida en la mar, demandó "mayor protección".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • La fragata pudo intervenir con éxito y sin riesgo para los pescadores y no lo hizo por orden del gobierno. Esto es el talante cobardica y chapucero que no nos lleva a ninguna parte. En todo caso nos humilla y nos hace débiles ante los malhechores, piratas o etarras nacinalistas, es lo mismo. Si tenemos los medios y la fuerza, que nos cuesta dinero y trabajo debemos utilizarla, como hizo Francia y lo haría cualquier nación libre que no debe nada a nadie. No me gusta ese talante, basado en que nos humillen siempre, a eso yo le llamo cobardía. Con Marruecos nos pasara igual, con ETA y nacionalistas igual, cuando queramos reaccionar sera demasiado tarde. Si nos "provocan y atacan", hay que sacudir con decision para que nos respeten y teman. De este Gobierno con ZP al frente solo podemos esperar el ridículo. No quiero que cuatro piratas y mindunguis por el Mundo se rían porque hay que salvaguardar al Gobierno de problemas personales de sus componentes. Operacion ridiculo.
  • Allá donde probablemente los israelitas hubieran tirado cohetes, los francotiradores franceses tiraron contra los motores: los españoles los cuentan pasar!. BRAVO!JJ
  • El barco estuvo a punto de volver a caer en manos de otra lancha pirata al poco tiempo de haber sido liberados. Oportunidad perdida de la fragata Méndez Núñez que a lo mejor pensaban que ivan a pedir para el domund. RG

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra