Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El "carcelero" de Amstetten no tuvo la ayuda de ningún cómplice

La policía interrogará a un centenar de personas que alquilaron parte de la casa de Fritzl durante algún tiempo

Actualizada Jueves, 1 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MÜLLER . COLPISA. BERLÍN .

Durante tres largos días, una pesada sospecha envenenó la convivencia de la población de Amstetten, que se preguntó con ansiedad si Josef Fritzl, tenía un cómplice que le ayudó para mantener encerrada durante 24 años a su hija Elisabeth. La sospecha aumentó cuando el martes por la noche, el responsable de la investigación policial, Franz Polser, admitió que la policía había logrado detener el sábado a Elisabeth y a su padre, gracias a una llamada telefónica anónima.

"Alguien del entorno del acusado debía saber algo", dijo Polser al confirmar que la policía había sido informada de que Elisabeth y su padre visitarían el hospital donde Kerstin, la hija de 19 años de la víctima, había sido ingresada en estado grave. La llamada anónima permitió a la policía detener a Elisabeth y a su padre. Cuando la mujer tuvo la certeza de que jamás volvería a ver a su padre, confesó su calvario.

Ayer, Franz Polser, afirmó que Josef Fritzl había llevado a cabo su plan sin la ayuda de nadie y que tampoco tenía un cómplice que habría llevado alimentos a su hija cautiva, mientras él disfrutaba del sol en Tailandia. Pero cuando un periodista quiso saber si Rosamerie Fritzl, la esposa del acusado, la persona que llamó a la policía, Polser perdió la compostura, recordó una vez más que la mujer no estaba al tanto del drama, pero sugirió que ella podría haber ayudado para llevar a su nieta Kerstin al hospital. "El aviso no salió de la casa donde Elisabeth Fritzl y sus hijos se encontraban encerrados. Tampoco existen pruebas que permitan inculpar a ninguna persona del entorno familiar del acusado. El engañó a todos: a su mujer, su familia y sus vecinos".

Reconstrucción del drama

Tanto Franz Polser como el resto de los responsables de aclarar el drama de Elisabeth prometieron que agotarán todos los recursos para reconstruir la trama que ideó el llamado monstruo de Emstetten para enterrar con vida a su propia hija y convertirla en su esclava sexual durante 24 años. "No queremos que una tragedia similar vuelva a ocurrir", dijo Polser al anunciar que la policía interrogará a unas cien personas que vivieron en los últimos 24 años como inquilinos en la casa (durante un tiempo Fritzl alquiló la parte trasera de la casa). Polser también confirmó que las autoridades están investigando el pasado de Josef Fritzl, en especial su posible implicación en el asesinato de una joven ocurrida hace 22 años, aunque advirtió de que no tenían ninguna prueba para considerarlo como principal sospechoso. "No tenemos prisa porque no existe el peligro de que pueda escapar". Fritzl se encuentra detenido en una cárcel en St Pöllen.

En la rueda de prensa en Amstetten también estuvieron presentes el abogado de las víctimas, Christoph Herbst y el medico jefe de la clínica donde estando siendo atendidos Elisabeth y cinco de sus hijos. El abogado pidió respetar la vida privada de las victimas y señaló que no habría entrevistas, como sucedió en el caso de Natascha Kampusch.

Berthold Kepplinger, el médico jefe de la clínica, admitió que el estado de salud no había sufrido cambios. "Todos están juntos y disponen de un espacio de unos 80 metros cuadrados donde pueden moverse libremente. Hablan mucho entre ellos", dijo el médico. En un intento para llevar normalidad a sus vidas, los responsables del hospital decidieron festejar el cumpleaños de uno de los hijos de Elisabeth, que el martes cumplió 12 años. "Hubo regalos y un pastel. Todos estaban muy contentos"


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra