Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Las alergias primaverales afectan en Navarra a un 10% de la población

Kutz ofreció una charla informativa sobre las alergias en el Café Vienés de los Jardines de la Taconera de Pamplona

Actualizada Miércoles, 30 de abril de 2008 - 14:23 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Las alergias primaverales afectan en la Comunidad foral a un 10 por ciento de la población. Las más comunes en Navarra son la alergia al polen, la rinitis y el asma. Según expuso la consejera de Salud, María Kutz, en cualquier caso en algún momento de su vida un 25 por ciento de la población puede sufrir algún tipo de patología alérgica.

Kutz ofreció una charla informativa sobre las alergias en el Café Vienés de los Jardines de la Taconera de Pamplona. Afirmó que estas enfermedades "no son muy graves pero causan bastantes molestias a las personas que las padecen" y que el Servicio Navarro de Salud cuenta con un "importante" servicio de Alergología "cualificado y de calidad".

Las enfermedades alérgicas pueden manifestarse a cualquier edad y la herencia es un factor importante, aunque no el único. Si uno de los padres tiene una enfermedad alérgica, se calcula que el riesgo de que un hijo la manifeste es del 48 por ciento y si ambos padres tienen, el riesgo del niño aumenta hasta un 70 por ciento.

Por su parte, la jefa del servicio de Alergología del Hospital Virgen del Camino, Ana Isabel Tabar, indicó que en Navarra está primavera no será muy dura para los alérgicos debido a que ha llovido bastante. Según calificó, los niveles de polinización serán entre "bajos y moderados".

Tabar explicó que las condiciones climatológicas afectan al volumen del polen que el aire transporta. "Con frecuencia son mínimos los síntomas de alergia en días lluviosos, nublados y sin viento, porque el polen no se desplaza en estas condiciones", dijo, para añadir que, sin embargo, "el clima caluroso, seco y con viento, anuncia una mayor distribución del polen y con ello un incremento de la sintomatología".

En Navarra la alergia al polen, en concreto a las gramíneas (el trigo, la cebada, el centeno y el maíz, entre otros) y a los oleáceos (el fresno y el olivo), la rinitis y el asma son las enfermedades alérgicas más comunes. Tabar informó de que la temporada más agresiva tiene lugar entre "mitades de mayo y el 15 de junio aproximadamente".

El servicio de Alergología del Servicio Navarro de Salud cuenta con 11 médicos alergólogos más una médico postgraduada y está previsto que a lo largo de este año atienda a entre 12.500 y 13.000 pacientes nuevos.

Novedades en el diagnóstico

Por su parte, el jefe de Salud Alimentaria y Medioambiental del Instituto de Salud Pública, Javier Aldaz, destacó que "los avances en el conocimiento de biología molecular e ingeniería genética, están permitiendo mejorar sobremanera el diagnóstico en alergia con la utilización de anticuerpos recombinantes". "Su utilización en diagnósticos es ya un hecho", añadió.

Aldaz explicó además que es destacable que el servicio de Alergología del Hospital Virgen del Camino forme parte de la Red Vegetalia, una red de investigación que permite el estudio de enfermedades alérgicas producidas por alérgenos vegetales (frutas y verduras) y pólenes.

Según añadió, en los últimos años, además, se ha avanzado mucho en el tratamiento de las enfermedades alérgicas respiratorias. Así, el tiempo que transcurre entre que se realizan las pruebas diagnósticas y se determina un tratamiento se ha reducido a más de la mitad, a cuatro semanas. Anteriormente, se tardaba entre 13 y 17 semanas.

Avances también se han producido, según el especialista, en otro tratamiento para personas alérgicas como son las "gotas sublinguales". Su tolerancia ahora es "excelente", por lo que se han iniciado ensayos para aplicarlo también en alergias a alimentos.

Otra terapia, en este caso vacunas en liofilizados orales (pastillas), se ha comenzado a comercializar en 11 países y a partir de la primavera del año que viene estará disponible en España. Según el facultativo, ya se encuentran en el mercado los nuevos antiinflamatorios, diferentes de los corticoides, de antileucotrienos y del Omalizumab o Anti-IgE.

Afectan al sistema inmune

Los síntomas de estas enfermedades alérgicas son el resultado de acontecimientos que ocurren en el sistema inmune. "Cuando alguien está predispuesto a una enfermedad alérgica y entra en contacto con el alérgeno al que es sensible ocurre una cadena de procesos, del que el principal culpable es un anticuerpo llamado Inmunoglobulina E o IgE, que defiende al organismo buscando eliminar los alérgenos de los tejidos y de la sangre", explicó Tabar.

Entre las enfermedades alérgicas más comunes están la rinitis alérgica, que se caracteriza por estornudos, picazón, goteo y congestión nasal, así como picazón y lagrimeo en los ojos.

Por otro lado, el asma bronquial es una enfermedad crónica pulmonar caracterizada por tos, tirantez en el pecho, falta de respiración y respiración silbosa. Estos síntomas además de ser causados por los alérgenos (incluido los pólenes), también pueden ser provocados por otros estímulos, como las infecciones, el aire frío, el ejercicio o el humo del tabaco. "De cada cien alérgicos, 40 pueden derivar en asma bronquial", añadió Tabar.

La alergia primaveral incluye síntomas de la rinitis alérgica y del asma, ya que ambas tienen una importante incidencia en esta época del año. Dos de los grupos de alérgenos más frecuentemente implicados en estos cuadros clínicos se manifiestan en esta estación, los pólenes y los ácaros domésticos.

Para reducir los síntomas, una vez se producen, algunos consejos o medidas de prevención ambiental son útiles, como el utilizar gafas de sol, no pasear por el campo los días de viento y protegerse para cortar el césped, entre otros. No obstante evitar el polen en primavera es prácticamente imposible.

Tratamiento

Una vez realizado el diagnóstico, tras una historia clínica detallada y las pruebas complementarias de alergia (pruebas cutáneas o Prick con diferentes alérgenos y pruebas de laboratorio), además de las medidas de prevención ambiental, se pueden utilizar fármacos que reducen los síntomas.

Entre estos medicamentos están los antihistamínicos, que controlan el picor y los estornudos; los antiinflamatorios o corticoesteroides tópicos inhalados, que reducen la obstrucción y la inflamación nasal; los colirios, que alivian el enrojecimiento ocular; y los broncodilatadores, que alivian la tos y los ruidos torácicos, entre otros.

Simultáneamente al tratamiento farmacológico o de alivio de síntomas existe la inmunoterapia o el tratamiento con vacunas. Si el alérgeno es identificado, en muchos casos de alergia respiratoria la inmunoterapia o vacuna, es efectiva.

Consiste en la administración, de forma progresiva, ya sea vía subcutánea o sublingual, del alérgeno que produce síntomas, hasta inducir una tolerancia en el organismo. Su efectividad en muchos de los casos de alergia respiratoria está demostrada y en el momento actual es indiscutible, expuso Aldaz.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra