Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SUCESOS

"No nos pegaron pero el trato fue muy vejatorio" dice el patrón del "Playa de Bakio"

Un marinero africano pensó que los piratas les iban a matar cuando les obligaron a sentarse en cubierta el último día

Actualizada Miércoles, 30 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA Y EFE. VICTORIA (SEYCHELLES)

Tras 72 horas de travesía desde su liberación, la tripulación del atunero Playa de Bakio llegó ayer al puerto de Victoria, donde su patrón, Amadeo Álvarez, dijo con lágrimas en los ojos que han recibido un trato "bastante" vejatorio de sus secuestradores somalíes, aunque nunca les llegaron a golpear.

A las 09.30 hora local (07.30 horas en España), el pesquero vasco atracó en el muelle, escoltado por la fragata de la Armada española Méndez Núñez, que ha acompañado al barco durante todo este tiempo.

Muchos trabajadores portuarios les estaban esperando con un gran cartel de bienvenida de letras azules, además de la prensa española a la que los militares allí desplazados impidieron con mucho celo acercarse al barco o salirse del férreo cordón policial.

Agradecimiento a la Armada

Con mucha emoción y sin apenas poder hablar, el patrón -el único del Playa de Bakio que descendió del barco para conversar con la prensa-, explicó que a no ser por la presencia de la fragata quizá no estarían aquí e, incluso, podrían haber caído en manos de otros piratas de la aguas somalíes, de las más peligrosas del mundo.

Tras una breve pausa para recomponerse, Álvarez agradeció los esfuerzos del Gobierno y de todos aquellos que se han preocupado por ellos durante esta pesadilla, e incluso pidió perdón por no atender las llamadas en alta mar debido a que los piratas se lo impedían.

Después de ser asaltado el 20 de abril mientras cenaban los secuestradores se hicieron con el buque y revutieron a los 26 tripulantes en su interiors durante seis dias. El último día los secuestradores hicieron varias llamadas telefónicas. Según asegura Jacob Akogo, de Ghana, 39 años, otro miembro de la tripulación, no llegó ninguna lancha para pagar un hipotético rescate, como ocurrió en el caso del Ponant. En aquella ocasión, una vez que tuvieron el dinero los captores abandonaron el barco. Pero esta vez nadie sabía lo que estaba pasando.

"Creíamos que nos mataban"

Por la tarde, hacia las seis empezó de repente cierta agitación y les dijeron a todos que subieran a cubierta. «Eran en ese momento unos ocho y nos apuntaban con sus armas. Nos ordenaron sentarnos en el suelo a los 26. Estaba anocheciendo y la situación era muy tensa. Creímos que nos iban a matar. Fueron veinte minutos terribles, no los olvidaré en mi vida.

La gente se puso muy nerviosa, y ellos nos amenazaban», relata Akogo. De improviso, los piratas comenzaron a subir a una lancha. «Uno de ellos nos dijo que si oíamos un disparo no nos moviéramos». Entonces comprendieron que se iban. Al cabo de un rato el Playa de Bakio"comenzó a moverse. De repente en la oscuridad surgió un barco mucho más grande. Era el Méndez Núñez, que se acercó al ver el movimiento del atunero. Una lancha con Infantes de la Marina y oficiales se acercó hasta ellos. «Sólo ahí nos sentimos seguros, fue una gran alegría. Doy gracias a Dios de estar aquí», concluye Jacob Akogo.

El barco español fue asaltado el 20 de abril cuando faenaba a 250 millas de la costa somalí, y siete días después fue liberado. Algunos medios de información cifraron el rescate en 1.200.000 dolares (770.000 euros).

A las 21.00 hora local (19.00 hora española) de ayer, los trece tripulantes españoles fueron repatriados en un Airbus de las Fuerza Aérea española y llegarán a Torrejón de Ardoz previsiblemente sobre las ocho de la mañana del miércoles a la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), previa escala para recargar combustible.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Como la canción de Asturias, patria querida, "quien estuviera en Asturias en algunas ocasiones", en esta situación "que bonito es ser español, en algunas ocasiones", las traineras de La Escuadra Invencible vasca de Ibarreche, no llegaron a tiempo, el que si llegó a tiempo es el Banco de España. he dicho de ESPAÑA. Javier de La Ribera

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra