Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La Fed baja los tipos al 2% e insinúa que habrá una pausa debido a la inflación

La decisión se conoció pocas horas después de que el Gobierno diera a conocer los datos provisionales de crecimiento económico del primer trimestre

Actualizada Miércoles, 30 de abril de 2008 - 23:26 h.
  • AGENCIAS. Washington (EE UU)

La Reserva Federal bajó hoy las tasas de interés en un cuarto de punto, hasta el 2 por ciento, un recorte que podría ser el último en una temporada debido a la inflación, según se desprende del comunicado difundido tras la reunión.

Se trata de la séptima bajada que acomete la Reserva Federal desde septiembre pasado, cuando los tipos se encontraban en el 5,25 por ciento y comenzaba a ser evidente que la crisis generada por las hipotecas de alto riesgo se había comenzado a extender a otros sectores.

Desde entonces, la Fed no solo ha abaratado enormemente el precio del dinero, sino que ha volcado más de 400.000 millones de dólares para reducir las tensiones crediticias y reactivar la economía estadounidense.

Además de bajar la tasa de referencia del 2,25 al 2 por ciento, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva redujo en un cuarto de punto porcentual, hasta el 2,25 por ciento, el interés que cobra a los bancos comerciales por sus préstamos.

La decisión se conoció pocas horas después de que el Gobierno diera a conocer los datos provisionales de crecimiento económico del primer trimestre, que fue del 0,6 por ciento, tres décimas por encima de lo esperado por la mayoría de los analistas y la misma cifra que registró en el ultimo trimestre del 2007.

Estos datos han permitido despejar los temores de que la economía estadounidense se encuentra en una fase de contracción.

Además de la gigantesca inyección de dinero en los mercados que sigue bombeando la Reserva, la administración del presidente estadounidense, George W. Bush, espera que dé resultado su aportación de casi 160.000 millones de dólares en devoluciones de impuestos, que comienza a llegar esta semana a unos 130 millones de contribuyentes.

Pese a ello, "la información reciente indica que la actividad económica sigue débil", señaló el comunicado emitido al término de la reunión.

El comunicado agregó que "si bien los datos de la inflación subyacente -que excluye precios de alimentos y combustibles- han mejorado un poco, los precios de la energía y otras materias primas han subido, y en meses recientes se han elevado algunos indicadores de la expectativa de inflación".

Más que la bajada de tipos, que se ajustó a lo esperado por los expertos, la atención de los mercados se concentró en el tono del comunicado, del que se desprendió que habrá una pausa en el abaratamiento del precio del dinero por las tensiones inflacionistas.

"El Comité espera que la inflación se modere en los próximos trimestres como reflejo de la estabilidad que se proyecta para los precios de la energía y de otras materias primas", según la declaración.

"Pero", advirtió el Comité, "se mantiene alta la incertidumbre sobre el panorama de la inflación".

La decisión de bajar los tipos no fue unánime y dos de los miembros del Comité votaron contra el aflojamiento de la política monetaria y expresaron que preferían que se mantuviese la tasa de interés en el nivel que estaba.

Nueve meses de contracción del crédito y la subida acelerada de los precios de los combustibles han llevado a la economía de EEUU al borde de una recesión.

Por su parte, el aumento de los precios del petróleo y los alimentos y el debilitamiento del dólar alimentan el ímpetu de la inflación.

"Los mercados financieros siguen bajo tensión considerable, y las condiciones apretadas del crédito y la contracción en el sector de la vivienda probablemente pesarán sobre el crecimiento económico por varios trimestres próximos", según el comunicado.

A pesar del crecimiento económico experimentado en el primer trimestre, un análisis mas profundo revela que la mayor parte provino, no del consumo o la inversión, sino de las exportaciones y, sobre todo, del aumento de los inventarios.

Este superávit de producción podría empujar al país sobre la línea de la recesión si se mantiene el débil incremento del gasto de los consumidores, que creció el 1 por ciento en el primer trimestre, el más débil desde la recesión de 2001.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra