Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BERMÚDEZ HUMORISTA

"Para un actor, el monólogo es una vía de escape increíble"

"El monólogo es una disciplina que se me da bien, de hecho tengo un hijo adolescente con el que lo practico mucho"

Actualizada Miércoles, 30 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • MICHELLE UNZUÉ . PAMPLONA

Ejerce la saludable profesión de hacer reír a los demás. Pero no todo ha sido un camino de rosas para el madrileño Bermúdez (o Carlos del Soto, su alter ego fuera del escenario). Monologuista, habitual del Club de la Comedia y de los teatros de la geografía española, Bermúdez es un tipo cercano y con los pies en la tierra que desempeña muy bien la ardua tarea de arrancar sonrisas.

Reconoce que siente debilidad por el público navarro, sintonía que viene desde sus actuaciones callejeras en Navarrería años ha, antes de zambullirse en la piscina del humor. Y todavía recuerda con cariño a las señoras que le sacaban pacharanes para combatir los rigores del invierno pamplonés.

Menuda gozada dedicarse a hacer reír de manera profesional.... ¿Ha tocado techo en el mundo laboral, o sigue mirando de reojo algún trabajo?

Creo que ya he encontrado mi camino, aunque he trabajado en muchas cosas antes de llegar a la comedia. Muchas veces en esta profesión no te jubilas tú, te jubilan, y quiero que mi adiós sea en este campo.

En las cenas con amigos, ¿aparca su vena más cómica o siempre acaba aflorando?

No hago distinciones. Cuando subes a un escenario tienes que intentar que la gente se divierta y te esfuerzas. Pero cuando estás con amigos no, el que tiene que hacer pasar un buen rato es el cocinero. Aunque como generalmente me suelo rodear con gente con sentido del humor nos reímos mucho.

Gracioso y con aspecto de bonachón. ¿Es el yerno ideal para muchas mujeres?

Eso dice mi suegra. Está contenta conmigo, porque tengo a su hija como una reina.

¿Qué prefiere, monólogo o mano a mano con un buen actor?

Las dos cosas. ¿Qué quieres, carne o pescado? Si está bueno... Aunque hay que saborear las cosas y mejor por separado. El monólogo es una disciplina que se me da bien, de hecho tengo un hijo adolescente con el que lo practico mucho. Te ofrece muchísima libertad, estás solo en el escenario y en momentos de inspiración puedes llevar el espectáculo por donde quieras. Y cuando tienes que compartir un diálogo con un actor que es cojonudo y te ayuda a sacar tus emociones también es una sensación inigualable.

¿La complicidad es imprescindible para meterse al público en el bolsillo?

Sí, en este trabajo tienes que intentar acercarte al público para que se entregue y puedas jugar con las emociones.

Ha compartido escenario con la "creme de la creme" humorística...

Sí, pero yo no me considero de primera línea. En esta profesión es una tontería encuadrarte en alguna división, porque bajas con más facilidad que la Real Sociedad. Y no pongas esto que si no no podré ir a Donosti (ríe). No es que haya tocado techo, pero no tengo esa necesidad del relumbrón. He tenido muchos golpes en la vida, situaciones que no sabes si van a salir bien o mal, y mi proyecto es seguir haciendo las cosas que hago.

¿Se respira cierto cansancio ante tanto bombardeo de monólogo, o el público sigue igual de entregado?

No, al público le gusta porque aunque haya muchos monologuistas somos todos diferentes y nos expresamos de forma distinta. Lo único que puede ocurrir es que llegado el momento haya menos trabajo por ser tantos, pero así el público tiene dónde elegir. Para un actor, el monólogo es una vía de desahogo increíble. Hay veces que improvisas y te metes por unos vericuetos muy raros.

¿Este cheque en blanco sobre el escenario le ha metido en algún aprieto alguna vez?

Sí, te creces, te creces, y llega un momento en que no has provocado la risa y ves unas caras de espanto... Hace un tiempo tenía un espectáculo en el que hablaba en la parte final de la Biblia, algo así como que a veces nos cuenta temas del estilo de las revistas de ovnis... Creo que fue en Astorga, que al sacar este tema de repente la gente se miraba como diciendo "¿De esto nos podemos reír?". Parecía un velatorio. Y eran tonterías, como que al santo Job le cagaron dos golondrinas en los ojos y mencionaba el tino que habían tenido, o cómo consiguió Noe dos animales de cada especie, como el cóndor de los Andes, si todo el mundo sabe que el cóndor pasa.

¿La guerra de sexos está perdiendo algo de fuelle, o sigue de lo más activa?

Creía que la temática estaba un poco tocada, pero la gente se sigue riendo mucho. Quizá porque mucha gente vive en el tópico. Suelo hablar desde un personaje patético, educado en la homofobia, machista... un tío corto de miras que provoca la risa. Y de esta manera me estoy poniendo en evidencia a mí mismo y a quien piensa así.

En una época con un Gobierno con más ministras que ministros, ¿habrá que revisar estos tópicos?

Se pueden adaptar, pero hacen más gracia las personas que el sexo de las personas. De todas maneras no me gusta hacer muchos chistes de política, puedo criticar ciertas ideas pero no a las personas. Y creo que el humor político no funciona demasiado bien, porque entre la pluralidad de gente que te va a ver puede que no hagas gracia. En la política hay que estar en las manifestaciones, votando a las personas en las que creas, reivindicando lo que te parece justo.... Y además estoy muy poco dotado para las imitaciones.

Con un ojo tan educado en la comedia, ¿a qué personaje conocido no ve con salero ni a la de tres?

A Esperanza Aguirre, es la sargento de hierro. Podría mandar una tropa de 300 hunos y seguro que pasarían miedo. Si leyera esto se sentiría orgullosa, de mayor quiere ser Margaret Thatcher pero no sabe que ya es lo suficientemente mayor.

¿Y en el lado contrario, un famoso que nos sorprendería gratamente?

Alfonso Guerra, tiene una gran ironía y vis cómica. Me lo imagino vestido de payaso o haciendo un buen papel de cómico, creo que tiene mimbres para hacerlo.

¿Bermúdez es un humorista que ha nacido para la televisión, para los teatros o que todavía no ha descubierto que el séptimo arte está acechando a la vuelta de la esquina?

En cine he hecho algunas cosas, pero hay muy poca producción cinematográfica y los productores no se fijan en mí, qué le vamos a hacer. Desde este púlpito les llamo para que se acuerden...Habiendo hecho tanta comedia me gustaría hacer un drama o ser un malo malísimo, que la gente me dijera "Me he acojonado contigo", porque si incluso tú me has dicho que tengo cara de bueno...


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra