Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Los afectados están esperanzados, pero piden más servicios que faltan en la zona

SIGUEN SIN TENER LUZ NI CONTENEDORES DE BASURA EN LA URBANIZACIÓN Y LAS CALLES SE ENCUENTRAN EN MUY MAL ESTADO

Actualizada Martes, 29 de abril de 2008 - 03:59 h.
  • E.A. . MURCHANTE

Los vecinos que compraron casas en Charas han pasado por momentos muy complicados en los últimos meses. Cuando empezaron a recibir sus viviendas, ya sabían que no tenían agua, pero todos pensaban que iba a ser algo transitorio. Pero pasaron los meses y muchos se vieron en la calle, después de vender su anterior vivienda. La opción que tomó la mayoría fue vivir con sus padres o suegros y a otros no les quedó otra solución que pagar un alquiler. Mientras tanto, todos pagan su hipoteca.

Pero también ha habido casos extremos en los que se han visto obligados a vivir en sus nuevas viviendas, a pesar de no tener agua. Es el caso de Merche Mozo Pereira, una vallisoletana que, además, ha tenido que superar su embarazo hasta que el 8 de abril tuvo a una niña. La ayuda de su madre, que se desplazó a Murchante, y un depósito de agua de 500 litros que instaló en la casa le han permitido superar el trance. "Ya he solicitado el alta del agua a la mancomunidad, pero aquí quedan muchas cosas por arreglar", dijo refiriéndose sobre todo a la luz de la calle. Además, su madre se cayó hace unos días por la noche al meter un pie junto a un árbol. "Lleva un fuerte golpe en el pecho y las costillas. Hablé con el alcalde e hicieron pruebas del alumbrado, pero seguimos sin luz, y hay inseguridad", señaló.

Otra de las afectadas es Noelia Cornago Oliver, de 22 años, que recibió su casa en diciembre y vive con sus padres hasta que tenga agua. "Lo hemos pasado mal. Tenemos las casas montadas y no puedes creer que falta algo como el agua. Ya he hecho la solicitud, pero hasta que no tenga agua no me lo creo. No es la primera vez que me he hecho ilusiones. Ahora hace falta que pongan la luz en las calles o contenedores", dijo.

José Ángel Milagro Miramón también vive en casa de sus suegros, tras comprar la casa con su novia. Se la entregaron en octubre. "Sé que se ha aprobado dar agua. Espero abrir el grifo esta semana. Los vecinos lo celebraremos con champán, pero el primer trago será de agua", bromeó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra