Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Trabajando con espectadores

La planta de Tasubinsa en Noáin organizó ayer una jornada de puertas abiertas. Familiares de los 69 discapacitados, intelectuales que acuden a trabajar o al centro ocupacional, comprobaron de primera mano la labor que desempeñan a diario

Actualizada Martes, 29 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • SONSOLES ECHAVARREN . PAMPLONA

VICTORIA Irizíbar Elizalde lleva 18 años comprobando que los embellecedores de los frigoríficos BSH funcionen correctamente. Ayer, esta vecina de Mutilva Baja, discapacitada intelectual de 42 años, mostró su labor diaria a sus familiares y a los de sus compañeros que acudieron a la planta de Tasubinsa de Noáin, en una jornada de puertas abiertas.

Como Victoria, 69 discapacitados más o menos profundos acuden diariamente a esta empresa sin ánimo de lucro: 32 al centro especial de empleo y 37, al centro ocupacional, donde hacen un trabajo y se forman en otras habilidades (aseo, vestirse, reciclaje, pintura...) En toda Navarra Tasunbinsa tiene 13 plantas en distintas localidades y ocupa a 1.300 personas.

"Me gusta venir aquí. Hay buen ambiente y los compañeros son majos", reconoce Victoria Irizíbar. Por sus siete horas de trabajo (de 7.30 a 14.30 h) cobra unos 600 euros. Una opinión similar sostiene su compañero Amado Navarnaz Bengoetxea, vecino de Noáin de 36 años. "Vengo todos los días a trabajar andando. Me cuesta diez minutos. Me encargo de supervisar las piezas y meterlas en bolsas", aclara este joven, aficionado al futbito y a "andar".

Sin faltar al trabajo

Los padres de los empleados también se mostraban satisfechos. "Mi hijo no falta nunca. Si un día pierde el autobús, coge la villavesa. Necesita venir aquí. Deben estar contentos de tener este trabajo", apunta la pamplonesa María Corpus Murillo Uriza, madre de José María Arozarena Murillo, de 48 años. "Yo tengo siete hijos y los demás han hecho carreras. Pero José Mari no pudo, no tenía capacidad. Sin embargo, le gusta venir a trabajar y pone mucho esmero en lo que hace", dice esta vecina del Segundo Ensanche pamplonés.

Algo similar opina Eulogio Navas, padre de María Victoria, de 46 años y más de dos décadas en Tasubinsa. "Lleva aquí toda su vida laboral, después de estudiar en el colegio El Molino. A ella le viene muy bien porque no puede estar todo el día en casa metida. Además, tiene su dinerillo y se siente casi autosuficiente", aclara este vecino de Mendillorri. Navas aprovechó su visita a Tasubinsa para fotografiar a su hija sentada en su mesa de trabajo con su cámara digital.

El director gerente de la empresa, Guillermo Arrizabalaga; y la responsable del equipo de Desarrollo Personal y Social, María Sastre, se dirigieron a las familias antes de mostrarles las instalaciones. "No somos una multinacional. Aquí cada uno aporta lo que puede", apuntó Arrizabalaga. Sastre insistió en que cada persona desarrolla una u otra labor según el informe emitido por el Gobierno de Navarra. "Quienes están en un taller ocupacional desarrollan otras habilidades que utilizarán en su vida, como el aseo, aprender a vestirse..."


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra