Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

Las fugas se cazan de noche y en silencio

"Cada vez se revisa más y con medios más modernos. Nuestro trabajo consiste en que no se desperdicie ni una sola gota de agua"

Actualizada Lunes, 28 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • RUBÉN ELIZARI . PAMPLONA

JOSÉ Javier Pérez Eguaras, de 46 años, tiene oído de músico, la astucia de un detective que busca al culpable de un crimen, y la intuición de un curtido zahorí en tierras yermas. Estas cualidades son básicas en el trabajo que desempeña en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP). Este oficial, junto con otro compañero, es una de las 4 personas dedicadas a encontrar fugas en los 1.486 kilómetros de tuberías por las que el año pasado se perdieron 3.511.

094 millones de litros, el equivalente al agua que se puede almacenar en 975 piscinas olímpicas. La sequía acucia y cada gota de agua cuenta.

De noche y en silencio, así trabajan. Aprovechan que buena parte de la ciudad duerme, es decir, no gasta agua, para detectar las fugas a través de consumos irregulares gracias al sonido. "Imagina que en esta acometida escuchas el sonido del agua y en las dos contiguas no. Eso significaría que existe una fuga", explica Eguaras, tal y como le conocen sus compañeros en la Mancomunidad. Si los médicos usan un estetoscopio para auscultar al paciente y escuchar el ritmo cardíaco, estos técnicos emplean un bastón metálico a modo de trompetilla para percibir el sonido del agua. "Escucha", dice Eguaras mientras ofrece su bastón, apoyado en una boca de riego. "Las bocas de riego siempre hacen de amplificador. Son pequeños trucos que vas aprendiendo".

Pero en ocasiones un bastón y afinar el oído no bastan. Entonces, tienen que emplear geofonos eléctricos. "Este aparato en sí emite un ligero sonido. Así que ya desconfías", dice el compañero de Eguaras que sujeta un finísimo bastón metálico. Otro aparato, mucho más sofisticado que el anterior y valorado en unos 3.000 euros, aproximadamente, les permite afinar en la detección de la fuga.

Antes, dice Eguaras, durante la noche patrullaban a pie la ciudad policías municipales, forales, guardias civiles. "Ahora sólo quedamos nosotros. Y el camión de la basura. A veces parece que nos sigue y con todo el ruido que hace nos resulta difícil trabajar. Cada vez es más complicado revisar en silencio", cuenta. Como los músicos de una orquesta, que cuanto más ensayan mejores resultados obtienen, estos dos técnicos de la Mancomunidad confiesan que su oído se agudiza conforme avanza la noche: "En ocasiones incluso escuchas a algún animal como hormigas o cucarachas. Quitas la tapa y ahí están".

"Empezar y volver a empezar"

Empezar, acabar, y volver a empezar. Así define su trabajo José Javier Pérez Eguaras. En una de las salas de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona hay dos libros, cada uno de ellos ocupa unas 500 páginas y su interior contiene los "planeros". Son mapas donde aparecen cada metro de los 1.486 kilómetros de la red de abastecimientos de Pamplona. Es el "planero continuo urbano". Aquí también están tipificadas cada boca de riego, acometidas, contadores o llaves. Cada noche, si no surgen averías o imprevistos, Eguaras y su compañero salen de patrulla con un mapa de una zona determinada en un folio. En color rosa fluosforescente marcan el recorrido que ya han hecho y con un aspa roja el lugar donde encuentran una fuga. "Cuando encontramos una fuga anotamos el lugar exacto y damos parte para que a la mañana siguiente venga un equipo. Un jefe de equipo valora qué permisos son necesarios solicitar para reparar la fuga: cortar el suministro eléctrico, el agua...", dice Eguaras.

Tres fugas al día de media

Eguaras, oficial, con más de quince años de experiencia en la detección de fugas, relata que cuando empezó encontraban unas ocho fugas al día, ahora, con suerte, tal y como dice, se pueden ver contentos si dan con tres. "Las cañerías se han ido modernizado. Las más antiguas eran las del Casco Antiguo de Pamplona, que tendrían unos 40 ó 50 años, aproximadamente, pero ya se han renovado. Ahora se revisa mucho más y hay una mayor modernización".

Las tecnologías se han aliado con esta "patrulla antifugas". Gracias a los sistemas eléctricos, los contadores avisan automáticamente cuando detectan un aumento inusual de consumo de agua. "Basta con desplazarse y averiguar el lugar exacto de la fuga".

La noche avanza. Sólo se escuchan el taconeo lejano de unos zapatos que caminan con prisa y el tintineo de unas llaves que abren un portal. Lo único que alumbran las farolas son vehículos aparcados y a José Javier Pérez Eguaras junto con su compañero. Las manillas del reloj avanzan hacia la una de la madrugada: "Nuestro turno termina a las 7.45 horas. Trabajamos dos semanas seguidas de noche, menos el domingo, que trabajamos de día. Y después, tenemos dos semanas de fiesta".

Cuando se le pide a José Javier Pérez Eguaras que compare las revisiones que se realizan en la actualidad con las que se llevaban a cabo cuando ocupó este mismo puesto, hace 15 años, responde que "hoy en día se revisa mucho más y con medios más modernos. Por ejemplo, antes San Jorge se controlaba dentro de la red general pero desde hace varios años tiene su caudalímetro propio, como Mutilva. Nuestro trabajo consiste en que no se desperdicie ni una sola agua de agua".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra