Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Condenado a 21 años de prisión tras matar a su mujer de 30 puñaladas y con una piedra de 15 kilos

El suceso se produjo en la localidad asturiana de Bueño en 2006

Actualizada Lunes, 28 de abril de 2008 - 18:41 h.
  • AGENCIAS. Oviedo

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo condenó hoy a José Carlos A. B. a 21 años de cárcel por el asesinato de su mujer Isaura Pascua, a la que asestó 30 puñaladas y arrojó una piedra de 15 kilos en la cabeza. Los protagonistas de este crimen mantenían una tortuosa relación e incluso la víctima había denunciado en una ocasión a su pareja por maltrato. Sin embargo, la mujer se arrepintió y acabó declarando en el juicio a favor de su agresor, por lo que nunca fue condenado por ello.

El suceso se produjo en la localidad asturiana de Bueño en 2006, cuando el acusado agredió a su mujer cuando ambos se encontraban en el domicilio que compartían. Durante el juicio, el imputado señaló que "no se acordaba" de lo ocurrido y que lo había hecho por una "infidelidad" se su mujer, sin embargo, en la sentencia, la sección la Audiencia Provincial de Oviedo considera probada la existencia "de alevosía y de ensañamiento" del asesino dado el abusivo número de puñaladas asestadas a su esposa, 30, y el que arrojase una gran piedra sobre su cabeza con la intención de rematarla.

De este modo, el agresor condenado a 21 años de prisión y, además, deberá pagar una indemnización de 130.000 euros a cada uno de los dos hijos que tenía la pareja, así como otros 30.000 euros destinados a la hermana de la fallecida. Ninguna de las dos partes implicadas en el juicio recurrirán a la condena, ya que la Fiscalía solicitaba 23 años, mientras que la defensa solicitaba 20 años, la mínima tipificada para un delito de asesinato en el Código Penal.

Como atenuante en la sentencia, se ha estimado que el asesino acudió el mismo día del crimen a la Policía de Oviedo, acompañado de su madre para manifestar que había arrojado una piedra sobre su esposa y que creía haberla matado. Además, acompañó a la Policía hasta el lugar. La Audiencia tiene también en cuenta, no obstante, el agravante de parentesco ya que pese a que la pareja estaba separada, dicha separación "no era prolongada dado que se veía con asiduidad".

No hubo celos

También rechaza el tribunal que el hombre "actuará por celos ya que la circunstancia de que Isaura Pascua anduviese con otra persona ya le era conocida". La Audiencia considera que el condenado actuó "con conocimiento de la ilicitud de su proceder y teniendo en cuenta el significado y consecuencias de su acción antijurídica".

No es la primera vez que José Carlos A.B. se enfrentaba a un juicio por agredir a su mujer. Anteriormente, la propia víctima le había denunciado por malos tratos aunque posteriormente se había arrepentido e incluso llegó a testificar en favor de su agresor durante el proceso. ÉL nunca llegó a ser sancionado por ello.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra