Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Detienen a un padre sospechoso de mantener a su hija de 24 años presa en un sótano en Austria

Las autoridades no han encontrado aún la "mazmorra" donde habría estado recluida Elisabeth y sus hijos

Actualizada Domingo, 27 de abril de 2008 - 17:37 h.
  • AGENCIAS. Viena

Josef Fritzl, el hombre de 73 años acusado de haber mantenido durante más de 20 años en cautiverio a su hija de 42 años, es sospechoso también de abuso sexual y de ser el padre de seis hijos de su propia hija, Elisabeth, que nacieron en el sótano donde estaba recluida, en un edificio de Amstetten (Austria).

Así lo afirmó hoy en rueda de prensa en Amstetten, el jefe de la Oficina contra el Crimen de Baja Austria, Franz Polzer, tras confirmar la detención hoy del sospechoso, quien según la agencia austríaca APA "no se ha mostrado dispuesto a declarar".

De acuerdo con la ley austríaca, la policía no desveló más que la primera letra de apellido del detenido, pero la ORF afirmó que su hija se llama Elisabeth Fritzl, por lo que se deduce que su apellido es el mismo que el de su padre.

Tras confirmar la detención del sospechoso, Polzer afirmó que la mujer de 42 años, según sus propias declaraciones, fue retenida en un mazmorra del sótano del edificio donde se encuentra la vivienda de sus padres en la ciudad de Ambstetten (Baja Austria) y habría sido víctima de abuso sexual de su padre durante años.

No obstante, las autoridades no habían encontrado aún la "mazmorra" donde habría estado recluida Elisabeth y sus hijos, tres varones y tres chicas que hoy tienen entre 5 y 20 años.

Gerhard Sedlacek, portavoz de la Fiscalía de Sankt Poelten, capital de Baja Austria, aseguró que las declaraciones de Elisabeth Fritzl, que incluyen "acusaciones de masivos delitos" contra su padre, son "creíbles".

Pruebas de ADN deberán aclarar si los hijos de su propia hija son también de él, como se sospecha.

La noticia salió a la luz pública esta mañana, difundida por la radio pública y regional ORF Niederösterreich, del Estado federado de Baja Austria, según la cual los indicios apuntan a que este hombre mantuvo retenida a su hija durante casi 24 años.

Según los medios locales, el caso se estaba revelando como uno de los peores en la historia criminal de la república alpina.

Ha sido descubierto a raíz del "misterio" que rodeaba a una joven de 19 años internada en estado muy grave en el Hospital Amstetten, y que resultó llamarse Kerstin y ser nieta -y probablemente hija- del detenido.

Éste la llevó al hospital, donde declaró haberla encontrado en estado inconsciente delante de un edificio de la ciudad de Amstetten y los médicos pidieron que se buscará a la madre para averiguar en qué condiciones había enfermado la joven.

Tras las primeras investigaciones, resultó que no había el menor rastro de la madre desde el año 1984.

Según la ORF, la mujer -Elisabeth- y sus hijos han sido encontrados y son tratados por psicólogos.

Varios vecinos declararon que el acusado "no llamaba la atención", que solía "saludar siempre amablemente" y que a algunas personas había declarado desconocer el paradero de su hija, y sospechar que ésta se había ido con una secta.

Los vecinos dijeron que la noticia les había causado un "shock", algo parecido a lo que narraron los habitantes de Strasshof, la localidad cercana a Viena donde en agosto de 2006 "reapareció" la joven Natascha Kampusch, con 19 años, tras huir de su raptor.

Sin que nadie lo notara, Kampusch pasó ocho años en un zulo subterráneo en la casa de su secuestrador en Strasshof, tras ser raptada por él en 1998, a la edad de 10 años.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra