Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONMANO

Por orgullo y amor propio

El Portland recibe esta tarde la visita del poderoso Ciudad Real

Actualizada Domingo, 27 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • J.J. IMBULUZQUETA . PAMPLONA

Es uno de los grandes duelos que, cada temporada, ofrece la Liga Asobal. El Portland y el Ciudad Real, dos de los grandes de Europa, se verán esta tarde (18.00 horas, La 2) las caras en el pabellón de la UPNA en un duelo cargado de rivalidad, intensidad y, salvo sorpresa, emoción.

Sin embargo, el partido de hoy es especial, llega rodeado de una atmósfera poco habitual. Y es que las circunstancias actuales de uno y otro equipo son muy diferentes y hacen que el ambiente para este partido sea distinto al de otros enfrentamientos.

El Portland, mermado por los problemas físicos de Balic, Dominikovic, Kjelling y Jorgensen (se retiró ayer del entrenamiento con molestias en la espalda), afronta el choque como una final más, un nuevo duelo en el que sólo le vale ganar para tratar de alcanzar la tercera plaza en la Liga, algo para lo que necesita además que el Ademar sufra un tropiezo.

El equipo navarro, ya sin aspiraciones de alcanzar un título este año, debe aferrarse a su orgullo, a su amor propio y al buen juego que está desplegando como local para tratar de plantar cara y frenar a esa locomotora lanzada a gran velocidad que es el conjunto manchego esta campaña (ganó la Supercopa, la Copa Asobal, la Copa del Rey, lidera la Liga y es finalista en la Liga de Campeones).

Al menos, hay una circunstancia que puede frenar un tanto hoy al voraz equipo manchego: en apenas tres días se va a jugar la Liga en su pabellón ante el Barcelona y el duelo de Pamplona no le resulta decisivo. Un triunfo hoy en Pamplona sí le daría, además de moral y confianza, la tranquilidad de ver cómo hasta un empate le bastaría el miércoles para superar al conjunto culé. Pero una derrota no cambiría mucho las cosas, aunque le obligaría a ganar al Barça.

Pero el Portland no puede caer en la confianza. El Ciudad Real siempre sale a ganar, y más si el contrario es uno de los equipos con los que más rivalidad tiene. Dujshebaev ha reservado a Rutenka y a Uríos (además, son bajas por lesión Zorman y Chema), pero no por ello el cuadro manchego renuncia a dar un golpe moral a los antonianos. Menos aún por la amplitud y calidad de su plantilla.

Sin embargo, el Portland, que ha ganado los tres últimos partidos en la UPNA frente a los manchegos, no quiere bajar la cabeza. En Pamplona está jugando bien y, como demostró en la reciente Copa del Rey ante el Barcelona, si juegan con actitud y como equipo, los antonianos pueden plantar cara a quien sea. El acierto a la hora de superar la defensa manchega, evitar errores que propicien sus contragolpes y dificultar en lo posible las acciones de una primera línea -mermada por la falta de central específico- resultarán clave en el reto antoniano de esta tarde.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra