Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CIENCIA

Chernóbil, zona abierta

Ucrania abre por primera vez la zona de la central nuclear de Chernóbil, que sufrió el 26 de abril de 1986 el peor desastre en la historia de la energía atómica usada de forma pacífica

Actualizada Domingo, 27 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • BORÍS KLIMENKO . EFE. KIEV (UCRANIA) .

LAS autoridades permitieron ayer las visitas de antiguos habitantes a la "zona de exclusión" de 30 kilómetros en torno a la planta nuclear de Chernóbil, cuya avería hacía ayer 22 años contaminó vastos territorios en Ucrania, Bielorrusia y Rusia.

La administración de la central informó de que las visitas de los habitantes, que fueron evacuados de esa zona tras la catástrofe atómica, son posibles gracias a las actividades de desactivación y a las medidas de seguridad tomadas en los últimos años.

En Kiev, el presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, asistió a un acto fúnebre y una misa ante el monumento a los Héroes de Chernóbil, las personas que participaron en las dramáticas primeras labores de limpieza tras la mayor catástrofe nuclear de la historia.

El reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil fue escenario de una cadena de explosiones en la madrugada del 26 de abril de 1986, aunque las autoridades soviéticas ocultaron la tragedia a la población durante dos días. La central, cuya avería fue provocada por una conjunción de errores humanos, técnicos y de construcción, esparció hasta 200 toneladas de material fusible con una radiactividad de 50 millones curies, equivalente a 500 bombas atómicas como la de Hiroshima.

Más de 600.000 "liquidadores" -bomberos, soldados, funcionarios y voluntarios soviéticos- combatieron durante semanas contra la radiación en condiciones "paupérrimas" -sin trajes ignífugos ni cascos- lo que a la postre les supondría a muchos la muerte o la invalidez de por vida.

Las autoridades ucranianas se proponen desactivar por completo la planta y el territorio adyacente para el año 2018, y "enterrar para siempre" las 200 toneladas de combustible nuclear que aún está almacenado bajo el reactor accidentado.

En septiembre del pasado año, el consorcio francés Novarka firmó un contrato para construir un segundo sarcófago sobre el cuarto reactor y se comprometió a garantizar la seguridad de la central, a los trabajadores de la misma, el entorno natural y la población circundante durante los próximos 100 años.

El actual sarcófago que cubre el reactor ya presentaba grietas y registraba fugas radiactivas, por lo que la compañía estatal rusa Atomspetsstroy terminó recientemente unas obras de modernización que garantizarán su seguridad durante 15 años, suficientes para erigir el segundo molde de hormigón.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra