Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CINTRUÉNIGO

Cinco desalojados tras declararse un fuego en un edificio de viviendas de 3 alturas

Las causas del incendio todavía no se han concretado y colaboraron Bomberos, Policía Foral y Policía Local

Actualizada Jueves, 24 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • PACO ROMERA . CINTRUÉNIGO

Cinco personas fueron desalojadas ayer de un edificio de tres plantas en Cintruénigo, después de que se declarase un incendio en el tercer piso, que se utilizaba como desván. Dos de ellas tuvieron que ser trasladadas al centro de salud del municipio con mareos, después de haber inhalado humo. Los vecinos pudieron volver a su casa a pasar la noche.

Los hechos tuvieron lugar hacia las cinco y media de la tarde en el número 3 de la plaza de los Fueros de Cintruénigo, donde también se encuentra la casa consistorial.

En ese momento, Antonia Madurga -una de las atendidas-, y su hija, Mª Carmen Irigoyen, que viven en el primer piso del edificio, se percataron de un fuerte olor a quemado que venía de la parte superior de la casa en la que viven. Ambas mujeres subieron al desván y vieron que las llamas y el humo se estaban apoderando de la dependencia. Inmediatamente dieron aviso a la Policía Local, cuya sede está a escasos metros.

Una agente intentó sofocarlo

Precisamente, la agente Leticia Sanz, sin pensárselo dos veces y provista de un extintor, subió hasta el desván para sofocar el fuego, pero las llamas y el humo le obligaron a bajar. "No ha quedado más remedio que retroceder, porque la respiración era imposible y, además, estaba todo lleno de humo y llamas", explicó la policía local.

Poco después se personaron en el lugar dos camiones y un todo terreno de los Bomberos de Tudela, además de miembros de la Policía Foral y de la Policía Local, que se encargaron de acotar la zona. El alcalde, Adolfo Navascués, también se desplazó al lugar para seguir las evoluciones de los hechos.

Mientras, los bomberos accedieron al interior del edificio y procedieron a sofocar el fuego. En una primera revisión, la estructura del edificio afectado y de las casas colindantes no sufrieron daños.

Sin embargo, los bomberos permanecieron en el lugar durante varias horas hasta confirmar que las vigas se habían enfriado y, así, evitar que se reprodujera el fuego. Un responsable de este cuerpo de emergencias señaló que, por el momento, se desconocen las causas del siniestro.

Quien sí se llevó una sorpresa desagradable fue Rafael Rodríguez, marido de Antonia Madurga, una de las atenidas en el centro de salud. En el momento del suceso se encontraba trabajando en Alfaro (La Rioja) y fue informado rápidamente de que se estaba quemando su casa. "Estoy desolado y, sobre todo, pensando en el estado de mi mujer porque todavía no sé nada. No me he repuesto del susto porque me han llamado por teléfono y sólo me han dicho que viniera porque se estaba quemando mi casa", afirmó visiblemente afectado.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra