Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CRUZ DE CARLOS III EL NOBLE

Azcona, Forcada y Polo, tres biografías que son una "enorme lección de vida"

El galardón concedido a Sandalio Monreal le será entregado en los próximos meses

Actualizada Jueves, 24 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • NATALIA AYARRA/RUBÉN ELIZARI . PAMPLONA

El ex capellán de la cárcel de Pamplona Antonio Azcona, la empresaria tudelana María Forcada y el filósofo Leonardo Polo recibieron ayer de manos del presidente del Gobierno, Miguel Sanz, la Cruz de Carlos III el Noble.

A pesar de que los decretos forales por los que se les concede esta distinción resaltan méritos bien diferentes en casa caso, Sanz consideró que los tres representan "una enorme lección de vida, de entusiasmo y de servicio a los demás" y eso fue, precisamente, lo que les agradeció. "Nos animan a aprovechar bien el tiempo, a vivir nuestra vida con intensidad y con la vista puesta en ofrecer a los demás lo mejor de nosotros mismos", señaló el presidente.

Sentados en las primeras filas de asientos dispuestos en el Salón del Trono del Palacio de Navarra, los galardonados escucharon con emoción las palabras de Sanz, acompañados por amigos y familiares. Faltó el cuarto galardonado, Sandalio Monreal, presidente del centro Navarro en Rosario, Argentina, a quien Sanz entregará la Cruz de Carlos III el Noble en los próximos meses.

La Cruz de Carlos III el Noble es un premio creado por el Gobierno en 1977 para "reconocer la labor de las personas que han contribuido de forma destacada al progreso de Navarra, a su proyección exterior y al prestigio de la Comunidad foral en el ámbito de su actividad". Así lo recordó el presidente antes de considerar que las biografías de Azcona, Forcada y Polo "engrandecen singularmente nuestra realidad social, constituyen un gran ejemplo para todos y nos deben contagiar la satisfacción que rezuman por haber hecho obras importantes, de las que se benefician y se beneficiarán muchas personas".

Las palabras de Sanz sirvieron para cerrar un acto en el que intervinieron, además del presidente, los propios galardonados y familiares y amigos, responsables de glosar sus trayectorias. Sabino Álava, autor del libro Un cura en la cárcel, biografía del sacerdote Antonio Azcona, resumió la figura del ex capellán de la cárcel de Pamplona. "Antonio ha conocido durante sus más de 30 años de servicio carcelario, y otros tantos de párroco o coadjutor en diversas parroquias navarras, un sinfín de personas; personas buenas, malas y peores, y no siempre dentro de la cárcel. Y a todos, sin excepción, ha cautivado con su ejemplo de hombre honesto, fiel cumplidor del mandato evangélico".

El decreto foral recoge que la tarea de Azcona en la cárcel puede ser considerada, "más que como un trabajo, como la entrega total hacia los más necesitados de una persona de grandes conocimientos, virtuosa y cabal". Añade que, superando sus funciones como capellán, Azcona "ha potenciado de forma pionera distintos programas de atención a los internos de la prisión".

Mari Carmen Forcada, sobrina de la empresaria tudelana galardonada, fue la encargada de leer su laudatio. "Tu trabajo, tus proyectos, el éxito alcanzado, no te han hecho nunca abdicar de tus raíces, tu ciudad, tus creencias y tu gente", destacó hablando directamente a su tía. Y, dirigiéndose ya a todos, añadió que "estamos ante alguien que con su trabajo, esfuerzo, rigor y tenacidad a lo largo de más de 50 años, ha sabido construir un proyecto con solidado y eficaz que ha engrandecido el nombre de Tudela y de Navarra".

El decreto foral destaca la "intensa labor empresarial" de Forcada, además de las "acciones decisivas y notorias en favor de la cultura y de la promoción artística de Tudela y Navarra". La más reciente muestra de generosidad de Forcada, añade el decreto, ha sido la donación al Ayuntamiento de Tudela de la Casa Palacio del Almirante, que ha conllevado la constitución de la Fundación María Forcada, para promover la extensión de la cultura. También señala el decreto que la empresaria es "una mujer absolutamente pionera que, desde la década de 1950, ha abierto camino a la integración de la mujer en el mundo laboral y su acceso a puestos de máxima responsabilidad y decisión".

El catedrático Ángel Luis González glosó por su parte la figura y trayectoria del filósofo Leonardo Polo. "Su pensamiento filosófico es una de las mayores y más profundas empresas intelectuales que ha habido en la segunda mitad del siglo XX", observó. Tras destacar que "ha dedicado toda la vida a la Universidad", recordó que Polo fue el primer profesor del departamento de Filosofía de la Universidad de Navarra, "pionero y patriarca de filósofos". El decreto foral recoge que su aportación más brillante es el "método del abandono del límite mental humano".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra