Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Polémica en Madrid por la presencia de sacerdotes en los Comités de Etica de los hospitales públicos

El PSOE rechaza que "mentes podridas por el dogmatismo" impongan prácticas confesionales en sitios públicos

Actualizada Jueves, 24 de abril de 2008 - 20:00 h.
  • AGENCIAS. Madrid

La polémica ha saltado hoy en la Comunidad de Madrid, después de que la cadena SER informara sobre la decisión del gobierno regional, que preside Esperanza Aguirre, de incluir sacerdotes en los comités de ética de los hospitales públicos, dándoles 'oz y voto para tomar decisiones, extremo que la propia Consejería de Sanidad ha desmentido mediante un comunicado. En esta nota, se matiza que la función de los sacerdotes es la "asistencia religiosa de los enfermos que lo soliciten" pero no "tienen poder de decisión". Los partidos políticos han manifestado su posición al respecto. IU ha pedido retirar el convenio del Ejecutivo autonómico con la Iglesia mientras que el secretario de Libertades Públicas del PSOE, Alvaro Cuesta, ha rechazado que "mentes podridas por el dogmatismo" intente interponer prácticas confesionales en centros públicos.

Según informaba esta mañana la SER, la Comunidad de Madrid firmó a principios de año un convenio en el que se contempla una cláusula en la que se establece que el Servicio de Asistencia Religiosa Católica va a formar parte del comité de ética y del comité interdisciplinar de cuidados paliativos. Este acuerdo, que fue firmado el pasado 2 de enero por el consejero de Sanidad, Juan José Güemes y el obispo auxiliar de Madrid, Fidel Herráez Vegas, permitía a los capellanes de los centros médicos intervenir en cuestiones morales que afectan a los pacientes.

Sin embargo, esta información fue negada inmediatamente por la propia Consejería de Sanidad, que recordó que este convenio se remonta a 1985, año en el que los Ministros de Justicia y Sanidad y el presidente de la Conferencia Episcopal Española subscribieron un acuerdo sobre la asistencia religiosa católica en los centros hospitalarios públicos, por lo que, puntualiza que "la mayoría de las Comunidades Autónomas tienen acuerdos similares". De este modo, el comunicado niega que los sacerdotes vayan a tener "poder de decisión" ya que, explica "no lo tiene ningún miembro del comité de ética". En este sentido destacó que la labor de los capellanes se "limita a la asistencia religiosa de aquellos pacientes que así lo soliciten".

Tras la polémica generada por esta información, el propio titular de Sanidad del Ejecutivo regional, Juan José Güemes, se dirigió a los medios en una rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que aseguró que ningún capellán ni nadie ajeno a la asistencia sanitaria puede tomar ninguna situación médica y, mucho menos, en cuidados paliativos. "Sólo pueden asistir a los enfermos desde el punto de vista religioso", sentenció Güemes.

Críticas de la oposición

Por su parte, los partidos políticos de la oposición en Madrid han puesto el grito en el cielo tras conocer la noticia. Los representantes madrileños de IU y PSOE, Inés Sabanés y Tomás Gómez, respectivamente, han pedido que se ponga final a este convenio y exigieron explicaciones "urgentes". Los socialistas han denunciado, además que consideran "inaceptable" que el PP "anteponga la creencia a la ciencia" con el fin de de "potenciar la introducción de un sesgo religioso", señaló la secretaria de Bienestar Social del PSOE, Matilde Valentín.

Otros miembros del partido socialista han hecho pública su opinión sobre esta información, pero quien ha utilizado las palabras más duras es el secretario socialista de Libertades Públicas, Álvaro Cuesta, quien ha rechazado que "mentes podridas por el dogmatismo" intenten interponer prácticas confesionales en centros públicos. Cuesta, dijo sentir "repugnancia" frente a este acuerdo y tachó de "inquisitorial, fundamentalista e inconstitucional" esta medida que, a su juicio, supondría "una violación" de la independencia de los comités de ética.

Esta opinión, fue compartida por el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, en su blog personal, en el que, además, dice sobre la presidenta de la Comunidad de Madrid que "no va con ella que cada uno pueda decidir libremente según sus principio éticos y morales cómo quiere que se alivie su dolor y sufrimiento en caso de necesitarlo".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra