Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El TC ordena investigar la denuncia de torturas del asesino de Francisco Casanova y Tomás Caballero

El terrorista Alberto Viedma Morillas cumple 60 años de cárcel por el asesinato del subteniente del Ejército en Berriozar y del concejal de UPN

Actualizada Martes, 22 de abril de 2008 - 17:40 h.
  • AGENCIAS. Madrid

El Tribunal Constitucional ha amparado al etarra Alberto Viedma Morillas y ordena al titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, Carlos Valle, que reabra la investigación que archivó en 2004 para determinar si éste sufrió torturas durante su detención. En su sentencia, el Constitucional señala que la investigación se cerró cuando todavía había "sospechas razonables" de que Viedma Morillas, condenado a 60 años de cárcel por los asesinatos del subteniente del Ejército Francisco Casanova y del concejal de UPN Tomás Caballero, hubiera sufrido torturas después de de ser arrestado en febrero de 2002 en Pamplona.

La Sala Primera del Constitucional entiende que la denuncia por torturas que el etarra presentó tras ser detenido el 28 de febrero de 2002 no fue investigada por el Juzgado de una forma eficaz". La sentencia, que cuenta con el voto particular discrepante del magistrado Jorge Rodríguez Zapata que está totalmente de acuerdo con la actitud judicial, destaca que aunque la investigación judicial "se emprendió con prontitud" cuando se decretó su archivo "persistían aún sospechas razonables de que el delito se había cometido y medios aún disponibles para despejarlas".

En su demanda de amparo, el etarra alegaba que con el archivo de la investigación, se vulneraron sus derechos a la integridad física y moral, a la tutela judicial efectiva y a un proceso con todas las garantías, ya que el juez no practicó todas las diligencias "relevantes" para determinar si hubo o no torturas. Viedma Morillas ya denunció los hechos en abril de 2002, ante los Juzgados de San Sebastián que se inhibieron en favor de la Audiencia Nacional, que a su vez envió la causa a los Juzgados de Instrucción de Madrid.

En su escrito el etarra denunció que tras su detención fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil de Pamplona donde sufrió golpes en la cabeza, la nuca, el estómago y los testículos y que en las dependencias del instituto armado en Madrid tuvo que soportar "presiones psicológicas, insultos, humillaciones y amenazas".

Se negó a ser reconocido

La sentencia del Constitucional también recuerda que Viedma Morillas tuvo que ser trasladado al Hospital de Navarra en las primeras horas tras su detención por sufrir "un malestar y mareo generalizado" y que, tras ser reconocido, se le detectó "un eritema leve en la zona superior derecha de la espalda y una taquicardia". Pero también es cierto que el etarra "se negó a ser reconocido por el médico forense", algo que alegó el juez Valle para archivar la denuncia pero que para el Constitucional no es "determinante" para desechar la existencia de torturas, aunque pueda evidenciar una conducta "contradictoria" por parte del recurrente.

En este punto, el TC señala que esta apreciación "no puede ser considerada concluyente si se tiene en cuenta que la negativa al reconocimiento se produce en el mismo día en que finalizaba la detención y, por ello, el periodo en que el denunciante afirma que fue torturado". Además el Constitucional alega que su negativa a ser reconocido pudo estar "condicionada por la intensa intimidación previa o por el miedo a verse sometido de nuevo a la custodia de sus agresores".

También se critica que en la investigación el juez no tomara declaración ni a los agentes que intervinieron en su detención, ni a al abogado de oficio que asistió al etarra y tampoco al médico forense que le atendió y ni a la médico que le observó en Pamplona. Según la sentencia, estos testimonios habrían constituido "un medio de indagación particularmente idóneo" para la investigación.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Yo pienso que este detenido no fue atendido dignamente, pues no le dieron billotos de leche para desayunar, ni de postre de cena pastelitos de miel como al funcionario de prisiones de Burgos, que se pasó dos años debajo de un torno en un zulo de 2x3, que gordo lo sacaron y amnistía internacional le llevó flores a la salida de la carcel del pueblo.... Memoria histérica.
  • Espero que la temporada que viene, Ziganda no este de entrenador.Antikuko
  • Indignante.Cierto es que torturar a una persona es algo inhumano. ¿Pero matar a otra que es? ¿Acaso penso este vil y cobarte asesino si Paco o Tomás querian morir? ¿Es que un asesino tambien tiene derechos? Ha paco se los quitaron, a Paco lo mataron por su trabajo igual que ha Tomás. Espero que este asesino junto con todos los demas cumpla condena, y no salga jamás de la carcel.Paco no te olvidaremos
  • si realmente estamos en un estado de derecho hay que evitar estos casos. todos los que no quieren ver esta realidad no son tan democratasteo
  • Hay cuestiones, que resultan bastante creíbles y una es que en los interrogatorios de determinados detenidos sobre todos por hechos violentos y más si son grupos organizados como es ETA, se tortura para obtener información, no lo digo yo, lo dice Amnistía Internacional, lo que no sabemos es el alcance de esas nefastas prácticas. Las torturas que conozco son las que la policía política usaba bajo el franquismo, la bañera, consistente en meter la cabeza del detenido en el agua; el quirófano, consistente en tumbar al detenido sobre una mesa y golpearle en el estómago. Esto se tiene que acabar, porque es contrario a la condición humana. Aunque ahora ya me conozco el discurso de los sectarios abertzales, con ello pretenden justificar los crímenes execrables de inocentes como Isaías, porque su discurso no es el de los derechos de las personas sino la ley del asesinato político. Pero, ya no engañan a nadie.Javier

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra