Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MARTÍN RIVAS ACTOR

"Si te ven atractivo, se forma un circo a tu alrededor"

El hijo del escritor Manuel Rivas es un valor al alza. Con 23 años, triunfa con "El internado" y José Luis Cuerda le ha abierto las puertas del cine. Pero no olvida su sueño: dirigir

Actualizada Lunes, 21 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ . COLPISA. MADRID

Un año después de estrenarse en su primera serie nacional, El internado, Martín Rivas ya tiene un club de fans. Pero al hijo del escritor Manuel Rivas no le nubla la fama y con 23 años parece un chico sensato y con los pies puestos sobre la tierra. Estudió Comunicación Audiovisual en la Universidad de Santiago, pero el azar le llevó siendo un chaval de 14 años a los platós de su tierra para participar en dos series de la televisión gallega, Mareas vivas y Maridos y mulleres.

Aunque su sueño es llegar a dirigir, a los 18 años ya se dio cuenta de que con la interpretación se podía labrar un futuro y se puso a estudiar teatro. Desde el miércoles se le verá de nuevo en Antena 3 con la exitosa serie que narra los misterios que se esconden en el colegio Laguna Negra. También se le han abierto las puertas del cine con una participación en Los girasoles ciegos, de José Luis Cuerda.

Decidió muy pronto convertirse en actor ¿No le tentó la escritura por la influencia paterna?

No. Opté por la interpretación y yo creo que ha sido una decisión inteligente porque la sombra de mi padre sería difícil de llevar. He decidido marcar mi propio camino, aunque no descarto que en el futuro me entre la vena y decida publicar algo que escriba.

¿Qué le dice su familia?

Nunca he llegado a soltar en la mesa eso de papá, quiero ser actor. Todo ha sido un proceso. Empecé a estudiar Audiovisuales porque quería dirigir, después entré en una escuela de teatro y me di cuenta que quizá lo más acertado era intentar ser actor. De momento, la interpretación es lo único que se me ofrece, porque las otras alternativas eran hacer prácticas en una radio y un periódico local llevando cafés y haciendo fotocopias.

Una primera serie nacional y ya ha tenido un éxito rotundo...

Yo creo que es consecuencia de estar en un producto digno, cuidado, con un reparto importante que te hacen parecer mejor.

Pero su éxito entre el público femenino roza el de otro personaje televisivo, El Duque, que interpreta Miguel Ángel Silvestre...

Estoy a muchas órbitas por detrás de El Duque. En el Festival de Málag me di cuenta de todo lo que hay organizado alrededor de este hombre. Es un fenómeno sin antecedentes en España.

Le llama para desfiles de moda...

Es algo anecdótico. En ningún momento me he planteado ir por ese camino. Participé en la Pasarela Cibeles por curiosidad, porque me apetecía ver cómo son las tripas de ese mundo .

El atractivo físico ayuda...

Tu fisonomía, la apariencia física, inevitablemente marca. Igual me puede ayudar para ser galán pero me alejaría de papeles como Ricardo III, que es lo que a mi me gustaría. Nunca sabes si el físico juega a favor o en contra.

¿Cómo le gustaría evolucionar?

Yo tengo mis referentes que me gustaría emular, como Javier Cámara, Eduard Fernández, Javier Bardem... Actores que no se han dejado encasillar. No sé si han ganado mucho dinero pero han seguido el camino que ellos querían y han sido fieles a sí mismos. Si te encuentran atractivo se puede crear un circo alrededor de tu persona y caer en tentaciones de dinero fácil que acabarían desviándote de la meta que te marcas.

¿Qué tiene de especial El internado?

Que es un serial de misterio y suspense en un país muy dado a la comedia o a los culebrones. Hubo una tentativa en el pasado con El pantano que no salió bien.

¿Cómo ha sido su experiencia con José Luis Cuerda?

Muy positiva. Soy Lalo, un poeta muy joven que se ve obligado a exiliarse en plena Guerra Civil española y perece en el camino muerto de frío. Un papel pequeñito pero muy agradecido.

¿Qué cine le gusta?

Me marcó Looking for Richard, que protagonizó Al Pacino; El odio, de Matthew Kassovitz, y, sobre todo, La ley del silencio, de Elia Kazan.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra