Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

La maldición de los once metros

El ataque del que llega la pena máxima comienza con una pérdida de balón de Patxi Puñal en el campo del Deportivo

Actualizada Lunes, 21 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • SANTIAGO ZUZA . PAMPLONA

La polémica arbitral acompaña últimamente cada partido de Osasuna. Ayer el arbitraje de Ramírez Domínguez dejó bastante que desear, pero la jugada del penalti no era fácil de ver para el colegiado.

El andaluz se complicó la vida en el minuto 18 de la segunda parte cuando sancionó como penalti una caída de Filipe en el área. Viendo la repetición de la jugada una y otra vez resulta muy difícil determinar si hay o no penalti.

La jugada comienza con un fallo de Patxi Puñal, que se equivoca gravemente en un pase hacia la banda derecha cuando el equipo estaba volcado en ataque.

El balón lo intercepta el deportivista Filipe, sensacional en la tarde de ayer, para salir con una velocidad endiablada hacia delante. En su carrera encuentra la ayuda de Xisco para hacer una pared. Azpilicueta llega tarde y no puede evitar que Xisco combine de nuevo con Filipe, que se interna en el área.

Cruchaga llega por detrás y mete la pierna. El brasileño exagera la caída, aunque viendo la jugada a cámara lenta resulta difícil saber si realmente hay contacto. El defensa rojillo aseguró después que no había tocado a Filipe. De hecho, el navarro piensa en un primer momento que la tarjeta amarilla es para el brasileño por tirarse y tarda en darse cuenta de que Ramírez Domínguez ha señalado la pena máxima.

Sin embargo, quedan preguntas en el aire. ¿Por qué si Filipe quería tirarse vuelve a levantarse? O su contraria. ¿Por qué si realmente es penalti el jugador se levanta?


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra