Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

"Para enseñar hace falta dar ejemplo para que te sigan"

Actualizada Domingo, 20 de abril de 2008 - 03:59 h.
  • TEXTO GABRIEL ASENJOFOTOS BLANCA ALDANONDO

PROMUEVE artistas plásticos navarros y, a través de su galería, acerca a Tudela a creadores de primer rango y organiza conferencias. Ha donado al Ayuntamiento de la capital ribera la Casa del Almirante, edificio renacentista que adquirió en 1976, que servirá de referencia para la fundación que lleva su nombre en el desarrollo de actividades culturales, pero prefiere no hablar de una frustrada cesión al campus de la UPNA en Tudela del citado edificio.

¿Orgullosa de algún trabajo en especial?

De varios, pero de lo que estoy más orgullosa es de mi equipo y del conjunto de mi vida. De haber hecho de la nada una empresa majica, de demostrar que sabemos hacer las cosas bien y de ver que nos estiman. Es algo que quiero dejar claro. Me llena de orgullo cuando me dicen: qué chicos tan majos tienes contigo.

¿Lo más surrealista que le ha ocurrido?

Subiendo un mueble inglés maravilloso con una pluma en Madrid. Se nos cayó a la piscina. Y gracias a Dios que era la hora de comer y no mató a nadie. Otro día me caí en Madrid en una obra y me rompí una vértebra. Pero, gracias a Dios, en carretera no hemos tendido nada y hemos hecho kilómetros como para dar la vuelta al mundo muchas veces. Viajando a un cortijo de Andalucía habíamos salido de Tudela con dos camiones por delante. Íbamos a quedarnos trabajando de martes a viernes y nos habían dicho que estaba terminada la obra porque todo tenía que estar listo para el sábado. Llegamos y nos encontramos que no estaba acabada. Estaba sin pintar, sin ventanas, sin jardín.Casi me da un ataque al corazón. Tras pedir explicaciones me las apañé para contratar gente no sé ni de dónde. Nos levantábamos a las siete y nos acostábamos a las doce, pero dejamos el cortijo terminado hasta con pinturas murales.

¿Dónde se ubican los atractivos de la Ribera? ¿Hacia dónde conduce la metamorfosis de la Ribera?

Existe un gran deseo en la gente de enriquecerse culturalmente. En segundo lugar, es gente abierta en el trato y generosa. La Ribera tiene un nivel de vida tremendo. La gente gasta y es espléndida. Vienes a la Ribera y te invitan. Se ha creado una corriente que atrae mucha gente de fuera. Vienen a comer y por un comercio que es muy bueno. La Ribera es abierta y la gente de fuera se sorprende de lo amables que son en las tiendas. Es una influencia de la huerta y la agricultura el que la gente sea muy campechana invitándote. En la calle te sientes como en familia cuando te saludan, te preguntan cómo estás y cómo está tu gente. Eso es impensable en una ciudad grande aunque tengas tu círculo de amigos. ¿Quieres venir a tomar unas migas a la huerta?, te dicen. La Mejana es así

Proyectos con la Fundación

¿Lo de la filantropía, de dónde le viene?

Si puedo ayudar, ayudo. Intento ser generosa. Creo que he ayudado y enseñado a mucha gente. Pero para enseñar no hace falta ser erudita, hace falta dar ejemplo para que te sigan sin darte importancia. He tenido y tengo siempre muy buenas personas en los equipos que he hecho. Tengo galería de arte y he ayudado a pintores que empiezan a despertar y veo cómo van tomando fama. También he hecho exposiciones en Zaragoza y quiero seguir haciéndolas.

¿Qué proyectos prepara con su fundación?

Una no se puede engañar y al final tiene que ir dejando su trabajo. Cuando compré la Casa del Almirante pensaba hacer una casa para el arte. Fíjese si es especial la casa que vino a una conferencia el presidente de las Asociación de Casas Artísticas de España y me felicitó porque me dijo que, salvo en Salamanca, no había visto en arquitectura civil una casa tan bonita como ésta. He tenido ofertas hasta para poner restaurantes. Pero siempre tenía la ilusión de que se destinara a cultura La he donado al Ayuntamiento y hemos hecho la Fundación. Se tardará dos años en habilitarla, pero ya estamos organizando conferencias a través de la Fundación con Moneo y con el director del Guggenheim. En la casa haremos una sala de exposiciones.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra