Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Nueva York se volcó con un recibimiento multitudinario al Papa Benedicto XVI

El Pontífice celebraba ayer el aniversario de su elección al papado y recibió numerosas felicitaciones

Actualizada Domingo, 20 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • COLPISA/DPA. NUEVA YORK .

La ciudad de Nueva York dedicó ayer al Papa Benedicto XVI una jornada de calor y entusiasmo. Desde las cinco de la mañana la gente empezó a llegar para intentar colocarse en un buen lugar junto a las vallas colocadas en la Quinta Avenida por donde iba a pasar el papamóvil a eso de las 12 del mediodía.

A esa misma hora unas 500 personas estaban ya en la puerta del que está siendo su domicilio en Nueva York, en el Upper East Side, para dar los buenos días al pontífice antes de que partiera hacia la Catedral de San Patricio.

Benedicto XVI celebraba el tercer aniversario de su elección como Papa. A su llegada a la catedral de San Patricio en una limusina oscura, el Papa fue recibido por Michael Bloomberg, el alcalde de la ciudad, de ascendencia judía y por una enorme ovación de los asistentes. El primer edil no dudó en expresar su respeto y asegurar que "Nueva York es un faro de tolerancia".

La Iglesia por dentro

Dentro de la Catedral esperaban cerca de 3000 asistentes, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, para quienes estaba dedicada el acto que pudo ser seguido con dos pantallas gigantes desde el exterior. El Papa afirmó que "la proclamación de la vida, de la vida abundante, debe ser el centro de la nueva evangelización. Pues la verdadera vida -nuestra salvación- se encuentra sólo en la reconciliación, en la libertad y en el amor, que son dones gratuitos de Dios". "Este es el mensaje de esperanza que estamos llamados a anunciar y encarnar en un mundo en el que egocentrismo, avidez, violencia y cinismo parecen sofocar muy a menudo el crecimiento frágil de la gracia en el corazón de la gente", dijo. El Papa calificó la catedral de San Patricio, construida en 1858, como "una casa de oración para todos los pueblos". "Cada día miles de hombres, mujeres y niños entran por sus puertas y encuentran la paz dentro de sus muros", dijo.

Benedicto XVI comparó los ventanales de la Catedral con la Iglesia. "Vistos desde fuera, estos ventanales parecen oscuros, recargados y hasta lúgubres. Pero cuando se entra en el templo, de improviso toman vida; al reflejar la luz que las atraviesa, revelan todo su esplendor", afirmó. Con la Iglesia sucede lo mismo, dijo. "Solamente desde dentro, desde la experiencia de fe y de vida eclesial, es como vemos a la Iglesia tal como es verdaderamente: llena de gracia, esplendorosa por su belleza, adornada por múltiples dones del Espíritu", reflexionó. Benedicto XVI añadió que el mundo siente profundamente una necesidad espiritual, pero que encuentra difícil "entrar en el misterio de la Iglesia".

Al terminar la Misa, el Papa salió en el papamóvil y allí fue cuando se desató el entusiasmo de los miles de personas que abarrotaban la Quinta Avenida para aclamarle.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra