Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

Begino cae sin tener paciencia

El de Auza se obcecó con la dejada y lo pagó ante un Ruiz serio

Actualizada Domingo, 20 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

Patxi Ruiz frenó ayer a la escalada de Aritz Begino en el Manomanista. Lo hizo tras imponerse 22-11 en un rebosante Labrit, que esperaba un duelo cerrado entre pegadores, entre manomanistas de corte clásico que se quedó a medio camino. Sucedió porque el zaguero de Auza eligió la vía más rápida,le faltó paciencia y renunció a sacarle brillo a su argumento más contundente -su golpe poderoso- y le pudo la precipitación.

Ruiz, que dejó una imagen seria en la cancha, se enfrentará dentro de dos semanas a Abel Barriola en los cuartos de final.

Después de deshacerse con facilidad de Pascual y Koka, había interés en el Labrit por ver cómo respondería Aritz Begino ante otro poderoso cañonero como Patxi Ruiz. La Ultzama volvió a volcarse con su paisano, y en esta ocasión la gente de valle salió del frontón con un regusto amargo. Y eso que el de Auza arrancó con un 2-0 favorable merced a un saque, y un gancho.

El choque entre los dos zagueros estuvo entrelazado en el marcador hasta el empate a 8, con cinco igualadas. Ninguno de los dos lograba imponer su pegada, tampoco su estilo en un rato en el que sólo dos tantos sobrepasaron los diez pelotazos. Aquello no parecía un choque de bombarderos, tampoco un manomanista con dos zagueros de corte clásico. La teoría dice que con ese tipo de pelotaris el mano a mano se resume en sacar bien, madrurar al rival a base de trabajo e insistir en el pelotazo, y rematarlo con la dejada. Pero Begino se empeñó ayer en hacerlo todo iba demasiado rápido. En esos 16 tantos Begino sumó tres saques, sólo ganó un pelotazo atrás y firmó un par de dejadas. El de Auza vio que Ruiz dudaba en algunos momentos a la hora de ir a la dejada, se obcecó con la jugada y lo acabó pagando. Cinco se fueron bajo chapa.

Ruiz saltó a la cancha mentalizado para sufrir, trabajar a destajo y no complicarse la vida. Parece que la labor que en los últimos meses ha realizado con el sofrólogo da resultado. A pesar de llevar un mes y medio en el dique seco y de sus carencias de juego, ayer se vio un Patxi serio, con las ideas claras, centrado y paciente en la tarea. Supo sufrir en la primera parte, no se salió de contexto en los momentos de dificultad, y cuando tuvo pelota y gozó sacó provecho a su golpe.

El duelo de zagueros se rompió cona tacada del 8-8 al 20-8 inapelable para el estellés. A Ruiz le bastó con tener criterio, llevar a buena y aguantar. Paradojas de la vida Begino maquilló el electrónico con tres tantos en los que insistió y castigó a Ruiz con su pelotazo. Pero ya no había tiempo, ni margen. De todo se aprende.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra