Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JAKE GYLLENHAAL ACTOR

"Una parte de mí disfruta con las malas películas de palomitas"

"Me excita pensar lo que puede suceder en mi carrera gracias a la fama"

Actualizada Domingo, 20 de abril de 2008 - 11:40 h.
  • ANGÉLICA MARTÍNEZ . COLPISA. LOS ÁNGELES

Jake Gyllenhaal se ha convertido en uno de los intérpretes más prometedores de su generación en Hollywood. Un talento que ha plasmado en películas como Zodiac (David Fincher), Jarhead (San Mendes), The Good Girl (Miguel Arteta), Donnie Darko (Richard Kelly) y Brokeback Mountain (Ang Lee), trabajo este último que le valió una nominación al Oscar hace unos años.

Ahora regresa a la gran pantalla con Expediente Anwar, una cinta de suspense dirigida por Gavin Hood que se adentra en la política de rendición extraordinaria del gobierno de EEUU. En el filme se secuestra a ciudadanos considerados una amenaza para la seguridad nacional con el fin de interrogarlos en prisiones secretas de otros países.

¿Conocía la situación que denuncia Expediente Anwar?

La película pone el dedo en la llaga. El concepto de rendición es simplemente terrible. Lo conocía antes de hacer este filme porque había leído un reportaje en The New York Times. Un filme puede mostrar una opinión y es muy importante poner cara a una situación política de la que el público no tiene ni idea. Esta historia hace exactamente eso.

Al mismo tiempo aparece el deseo de mostrar una América más humana.

Sí, es el equivalente al fuego amigo. Soldados muriendo a manos de sus camaradas por error. El director Gavin Hood ha querido mostrar que el hombre blanco no siempre hace lo correcto, pero tampoco es el culpable de todo.

La película denuncia el efecto dominó que vive el planeta con las decisiones de Estados Unidos.

Creo que es necesario que la gente se dé cuenta de eso. Es importante tener opiniones diferentes y respetarlas. Cada uno de nosotros vive en su propia isla, pero todos somos parte del planeta y nos afecta cada cosa que ocurre, aunque esté sucediendo en otro país.

¿Cómo se enfrenta a la popularidad?

La fama tiene su propia servidumbre, pero es algo para lo que estoy preparado. Se que va a conocerme mucha más gente y eso me gusta. Quiero mantener mi vida privada intacta, pero adoro a mis fans y a la gente que me apoya. Es difícil ser joven y conocido y al mismo tiempo tratar de hacer tu carrera de actor persiguiendo un sueño y compitiendo con los demás. Quiero ser honesto cuando hablo y no es tan difícil, no tengo tanto que esconder.

¿Le divierte ser famoso?

Me excita pensar lo que puede suceder en mi carrera gracias a la fama. Al principio no fui muy consciente de dónde me metía. Ahora que mi hermana Maggie también es conocida como actriz y es muy respetada en el cine. Nos ayudamos, hablamos, compartimos y nos reímos.

Además sale con Reese Witherspoon, que también trabaja en Expediente Anwar. ¿En algún momento deja de hablar de cine con su entorno familiar?

Cada vez hablamos menos de cine, pero tuvimos un periodo de nuestras vidas en el que solo nos comunicábamos a través de las películas.

Usted y su hermana son dos intérpretes que se lanzan desde el precipicio ¿Lo han heredado de sus padres?

Supongo que sí. No puedo hacer una película sin sentir que me estoy retando de alguna manera.

¿Eso le afecta eso mentalmente?

Siempre hay una pelea en mi interior. Me pongo nervioso con compromisos que he tomado, con escenas que he tenido que rodar. Sé que tengo que echar mano del coraje, pero según avanzo en mi carrera estoy más convencido que esta profesión es un lugar sagrado para mí, porque tengo la oportunidad como actor de hacer cosas que jamás podría vivir en mi vida real.

¿Lo que le preocupa en la vida influye en los personajes que elige?

Sí, todo lo que haces suele ser un reflejo de lo que vives. Todas las historias que elijo son un espejo de alguna forma de lo que vivo en ese momento. Oigo a muchos actores que dicen que se esconden detrás de los personajes que interpretan, pero yo no estoy en nada de eso. Yo quiero reflejar mi vida. A mí me gusta el cine, las películas de acción y creo que es importante no tomarse a uno en serio todo el tiempo. Hay una parte de mí que disfruta con las malas películas de palomitas. Me da miedo incluso decirlo.

La juventud está cada vez más alejada de la política.

Es bueno que la política llegue a todo el mundo, sobre todo en América, donde los adolescentes están mas entusiasmados con beber y emborracharse que en votar, aunque eso pueda ser igual de excitante. Eso cambiaría el mundo.

Es un actor que cuida su cuerpo. ¿Se considera metrosexual?

Sí, me gusta cuidar de mí mismo. Suelo ir al gimnasio todos los días menos los fines de semana. Creo que es importante porque como actor dependes de tu cuerpo y mi preparador de interpretación siempre me dice que debo conocer mi cuerpo, sentirlo de una forma sensual. Además el ejercicio "me pone" de forma natural y me hace sentir bien. En cuanto a la dieta, trato de cuidarme tanto como puedo, aunque ahora fumo para una película y soy consciente de lo malo que es.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra