.

.
.



Portada > > > Noticia
TIERRAESTELLA

Anfas se sumerge en las piscinas de Ayegui y Estella en sus cursos de natación

- Ocho adultos y cinco niños han comenzado un programa piloto de estimulación acuática

- La asociación cuenta con la ayuda de ocho voluntarios que son los que acompañan a los cursillistas en el agua

R.A. . ESTELLA Sábado, 19 de abril de 2008 - 04:00 h.

Al agua sin complejos. Los beneficios de la hidroterapia son conocidos desde antiguo y en la época moderna cada vez son más los que buscan esta sensación de bienestar. Desde Anfas Estella han querido acercar la ayuda del medio acuático a los discapacitados psíquicos para ofrecerles una actividad de natación que se ha dividido en dos grupos según las edades, adultos y niños de entre tres y once años.

Ocho adultos acuden al polideportivo de Estella, mientras que cinco niños lo hacen en las piscinas de Ardantze en Ayegui.

Todo esto hubiera sido imposible sin la ayuda de los voluntarios, por lo que desde Anfas Estella se lanzó una campaña de captación con la que se ha conseguido la ayuda de cinco personas que habitualmente prestan su colaboración a la asociación y otros tres voluntarios nuevos.

"Las necesidades son diferentes según las edades y las actividades se han programado en función de ellas. En el caso de los niños se trabaja sobre todo la estimulación acuática, mientras que para los adultos el programa se asemeja más a la práctica deportiva", explica Ainhoa Ezquerro Martínez, responsable de Anfas Estella.

En cualquier caso, un monitor deportivo de las instalaciones se ocupa de preparar la sesión de entrenamiento o estimulación, junto con una profesional de Anfas, Elena Arive Muro, que coordina también a padres, voluntarios y piscinas. Además, con los más pequeños un voluntario por niño se encarga de ofrecer una atención personalizada para que la clase de natación sea un éxito. Para los ocho adultos basta con tres o cuatro voluntarios, según la disponibilidad.

Ayer en la piscina de Ardantze, los voluntarios Jesús Arnedillo, Mar Murillo y Montse Marcián, junto con Elena Arive seguían las instrucciones del monitor Ander Martínez para contribuir a las evoluciones acuáticas de los cuatro niños que acudieron ayer a clase.

En este primer curso Anfas Estella ofrece las clases de natación en el último trimestre lectivo en 20 sesiones, pero los próximos años la intención es comenzar en otoño para acabar en primavera.

espacio en blanco

Noticias más leídas

Valid XHTML 1.0 Transitional Validador CSS del W3C

© Diario de Navarra