Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PATRICIO BELL SACERDOTE CAMERUNÉS Y PÁRROCO DE NAVASCUÉS

"Navarra es un lugar de gente muy atenta y cercana"

Patricio Bell dejó su país hace siete años y ha recalado en Navascués para ocuparse de su parroquia. Parte de su tiempo lo dedica a hacer llegar una campana a Camerún

Actualizada Sábado, 19 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • EFE . PAMPLONA .

El sacerdote camerunés Patricio Bell dejó su país hace siete años y ha recalado temporalmente en Navarra para hacerse cargo de la parroquia de Navascués. Mientras ocupa parte de su tiempo en hacer llegar una nueva campana a la iglesia del barrio camerunés de Douala, en el que nació Samuel Etoó, delantero del F.C. Barcelona.

La campana, de unos 50 kilos de peso, sin contar el armazón de la misma y el contrapeso, fue donada por un vecino de la localidad navarra de Aspurz y partió en el mes de enero en un contenedor con destino a la iglesia de New Bassa (Sagrado Corazón) ubicada en Douala, la capital económica de Camerún.

Sin embargo, una huelga de transportistas hizo que el envío terminase en un puerto de Togo y, si bien el contenedor ha llegado ya a un puerto de Camerún, continúa almacenado sin haber llegado todavía a su destino en Douala.

¿Por qué decidió venir a España?

Yo crecí en Camerún en una familia muy católica, muy religiosa. He tenido dos tíos obispos. Recibí una buena educación en la escuela católica y en el seminario, dividida en dos partes, Filosofía y Teología, y me mandaron a España en el año 2000 para especializarme en Pamplona y Salamanca en Moral Social, Política y Economía. Es decir, en Doctrina Social de la Iglesia.

¿Y cómo le acogieron en una pequeña población como Navascués?

En ciudades como Pamplona o Madrid tienen costumbre de ver a personas de piel negra, pero en Navascués fue una sorpresa, aunque poco a poco vamos acostumbrándonos recíprocamente. Organizamos ya bastantes cosas y hay bastantes complicidades. No vamos a decir que nos conocemos, pero la labor de un religioso tampoco es entrar en la privacidad de la gente.

¿Se siente integrado en Navarra?

Yo soy un hombre tranquilo y preparado humanamente para integrarme en todas partes. No me complico la vida. Navarra es un lugar de gente muy atenta y muy cercana cuando ya te conocen, aunque las personas en general son iguales en todos los continentes: a pesar del color de la piel, son los mismos sentimientos.

¿Y la gastronomía?

La gastronomía está muy bien. Además, en Navarra últimamente se hace un vino muy bueno y que es "divino" para sentar mejor la comida.

¿Cuál es actualmente la situación en Camerún?

Camerún es un país aparentemente estable, en el que hay pocos movimientos, pocos conflictos, pero no hay que olvidar que si los políticos y los gobernantes no piensan para los ciudadanos, porque les eligen para eso, algún día va a explotar una revuelta incontrolable.

¿Y piensa regresar algún día?

Seguramente volveré. Me necesitan aquí como me necesitan allí, pero las costumbres de cada uno son fundamentales. A pesar de las facilidades, porque Europa está organizada socialmente mucho mejor que los países de África, ése no es el elemento fundamental, lo importante es reencontrarse con los tuyos y con los amigos. La mezcla de dos costumbres a veces es difícil.

Respecto a la campana, ¿cómo surgió la iniciativa?

Yo voy a menudo a Camerún y en el año 2004, los feligreses de la parroquia de New Bassa me dijeron que no tenían campana. Me impliqué en ello, aunque no sabía muy bien cómo hacerlo, pero alguien del pueblo de Aspurz estaba dispuesto a ayudar y, no sé cómo lo hizo, pero donó una campana. Yo no podía llevarla como equipaje, así que la metimos en un contenedor, pero vimos que quedaba espacio para otras cosas, así que metimos también herramientas y maquinaria para enseñar a la gente de allí a buscarse la vida sin esperar el dinero de los demás.

Pero surgieron algunos contratiempos...

Sí. La campana sigue dentro del contenedor. Ahora todo depende del transportista, aunque la huelga terminó hace dos meses. Estamos pensando en programar un nuevo viaje, pero las cosas se están retrasando. La paciencia es la madre de la vida.

¿Ha influido en algo que se tratara del barrio de Eto"o?

No. La campana es para la iglesia de un barrio en el que nació y creció Eto"o, al que hemos visto por allí más de una vez por la televisión, incluso en compañía del presidente Laporta. Sin embargo, la campana no la llevamos por eso. Es para la parroquia, para toda la gente del pueblo. No lo hacemos para él, a pesar de que tiene muchos millones y es muy generoso.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra