Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

De Industrias Armendáriz a Tuckland

Actualizada Sábado, 19 de abril de 2008 - 03:59 h.
  • PILAR MORRÁS . PAMPLONA

EL cierre de Tecal (rebautizada como Tuckland, la marca de sus botas, el pasado verano) pone punto final a la historia de una fábrica de calzado fundada en 1935 en Tafalla por un zapatero de Garínoain, Benigno Armendáriz Goñi. Los 28 empleados fijos que deja en la calle distan mucho de los más de 500 que empleó en los años 70, cuando conoció su mayor apogeo de la mano de la saga del fundador, fabricando playeras de lona y botas "katiuskas" de goma, y era el referente industrial de la ciudad del Cidacos.

A finales de los 70, la empresa entró en una profunda crisis de la que no pudo salir, y en 1980, después de un periodo de enorme conflictividad laboral, los propietarios dejaron la fábrica en manos de los trabajadores, como sociedad anónima laboral (S.A.L). Desde entonces, ha vivido un rosario de crisis, de las que fue resurgiendo con un nombre diferente, una plantilla adelgazada y el inestimable apoyo económico del Gobierno de Navarra.

Un rosario de crisis

El fracaso del primer proyecto de la plantilla dio paso a una segunda empresa laboral, EYA S.A.L, que tampoco logró levantar el negocio. Ni el socio industrial que le encontró en 1990 el Gobierno , la empresa zapatera de Estella EXO S.A, que quebró al poco tiempo y dio pasó a un nuevo dueño en 1991, la empresa riojana Segucal, que introdujo la fabricación de calzado de seguridad. Segucal suspendió pagos en 1993 y Nafinco, principal acreedor, cedió los activos en un nuevo intento de reflotarla al empresario navarro Juan Redín, que creó Tecal. Un año después, Redín asumió también el control de Solano, en Aoiz, de manos del Gobierno foral, tras una suspensión de pagos. La empresa se trasladó en 1994 al polígono de La Nava y en 1996 se derribaron las viejas naves para construir viviendas.

Tecal , que incorporó las botas de monte, vivió un periodo de relativa tranquilidad hasta 2003, cuando el empresario solicitó apoyo financiero al Gobierno. Terminó anunciando el cierre de Tecal y Solano en verano de 2004. El Gobierno foral amenazó con denunciarle por entender que había empleado sus ayudas para desviar el negocio a otra empresa que creó en Tánger en 2001. Redín dejó la gestión de las tres fábricas al Gobierno a final de 2004. Un año después, en el concurso de acreedores, Nafinco se quedó con Tecal y Solano. Vendió Solano en junio de 2007 y el nuevo dueño cerró la planta de Aoiz. Tecal termina este mes su agonía.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra