Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FERNANDO MORÁN JUEZ INVESTIGADOR RAMÓN Y CAJAL EN LA UNIVERSIDAD PÚBLICA DE NAVARRA

"Los investigadores somos los grandes olvidados"

MORÁN PIDE ESTABILIZACIÓN PARA LOS RAMÓN Y CAJAL Y UN AUMENTO DEL RECONOCIMIENTO DE LOS INVESTIGADORES EN SUS DEPARTAMENTOS

Actualizada Martes, 15 de abril de 2008 - 03:59 h.
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA

El bilbaíno Fernando Morán Juez llegó a la UPNA hace 5 años como investigador Ramón y Cajal y trabaja en Fisiología y Biología Vegetal. Pertenece a UGT y ha formado parte de las reuniones en las que se fraguó el convenio firmado el pasado día 2. Morán manifiesta que el convenio para el PDI laboral de la UPNA es un logro, pero no total. "Los grandes olvidados somos los investigadores, somos los que menos mejoras obtenemos", dice. "De todas las figuras investigadoras que hay, el documento de promoción sólo recoge a los Ramón y Cajal con un plan que, aunque es algo mejor, no ha sido suficiente para evitar que otro investigador haya tenido que abandonar la universidad al terminar su contrato".

Como figuras investigadoras, la UPNA acoge a los Ramón y Cajal (5 o 6), los Juan de la Cierva (uno o 2), los contratados por obra y con cargo a proyectos de investigación, y los becarios de investigación (que están dos años con beca y dos años, los últimos, con contrato). "El personal contratado a cargo de proyecto, pese a que puede llevar muchos años en la universidad, no tiene derecho a votar en un departamento", expone Fernando Morán .

Los investigadores Ramón y Cajal obedecen a un programa nacional por el que las universidades hacen contratos de 5 años a personas del resto de España y del extranjero para que investiguen. Los Ramón y Cajal de la UPNA cobran 30.000 euros al año. "Somos contratados con la promesa de que al término de los 5 años o antes se nos daría la oportunidad de hacernos fijos y, en muchos casos, esta oportunidad no se ha dado. Hay departamentos de la UPNA que no han apostado por sus Ramón y Cajal", dice Morán, a quien sí le han dado de seguir como fijo. "Los contratos son para investigar, pero al término de los cinco años nos piden que tengamos tareas docentes. Es un contrasentido. Trabajamos en investigación y cuando nos dicen que tenemos que dar clases, no hay clases para que las demos nosotros".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra