Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EDURNE PETRERENA Y MARTA SANZ PARTICIPANTES EN DOS PROYECTOS SOLIDARIOS

"Es duro al principio y al regresar, pero aprendes a valorar otras cosas"

Actualizada Martes, 15 de abril de 2008 - 03:59 h.
  • M.J.C. . PAMPLONA

Ambas coinciden en señalar el "impacto" del contacto directo con la pobreza y la falta de medios, pero también del cariño y la "buena acogida" de las gentes del Sur. Y es "duro" regresar a casa y volver a la rutina, que ya no es la misma porque "algo ha cambiado" por dentro. Así lo reconoce Marta Sanz Azcona, puentesina de 23 años y diplomada en Trabajo Social, que regresó hace poco de una estancia de cuatro meses en Guatemala.

Fue con los Carmelitas Descalzos, para colaborar con las Hermanas de Betania en San Pedro de la Laguna, una ciudad a orillas del paradisíaco lago Atitlán, "muy turística", pero donde no dejaba de haber pobreza. "Las monjas gestionan dos colegios, un dispensario parroquial y un comedor infantil y estuvimos haciendo un estudio de necesidades", relata la joven, todavía con medio corazón allá.También pasó dos meses en una aldea más pobre, Argueta, donde se ha creado una asociación para promover el desarrollo de la zona. "Me está costando volver a la realidad, pero ha merecido la pena", afirma Marta Sanz. "Te toca mucho, algo cambia, pero también te da mucha energía y aprendes a valorar otras cosas".

De parecida opinión es Edurne Petrerena Asurmendi, pamplonesa de 30 años y trabajadora social, que viajó con la ONG Proclade en el 2005 a Nicaragua, a un barrio de la capital, Managua, con 11.000 habitantes y muchos problemas de "pobreza extrema", pandillas... "Estuve 6 meses con una asociación local que ofrece atención social, apoyo psicológico, etc. y una farmacia comunitaria", con unos medicamentos más baratos.

Admite que son experiencias que "enganchan". Tanto que al volver ella y otras dos compañeras crearon en Pamplona la ONG Nahimsa para seguir colaborando, ahora "desde aquí".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra