Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
EL BLOC J.M. ESPARZA

Lejos del Sadar

La falta de gol que el equipo sufre en Pamplona la redime a base de saber evitarlos fuera y esperar la ocasión conpaciencia

Actualizada Lunes, 14 de abril de 2008 - 04:00 h.

T oda estrategia entraña su riesgo, y cada aficionado la señalará de una forma diferente, pero corresponderá al resultado hacerla buena o mala. El marcador será quien emita el veredicto inapelable, y no cabe duda que en las últimas cuatro salidas regala parabienes al de Ziganda, que ha puntuado y casi firmado la salvación en ellas.

Los jugadores salen mentalizados para trabajar de principio a fin, con balón o sin él, manteniendo la posición, principalmente en labores defensivas, a la espera de que llegue la oportunidad soñada. Incluso con el marcador favorable hay que pensar más en no perder los cinco metros de separación entre las dos líneas defensivas, que en permitirse una alegría en la puerta contraria.

Esta táctica que parece impracticable en el Reyno de Navarra ante equipos como Betis o Recreativo, que de alguna forma la traen consigo, está salvando la temporada lejos del viejo río Sadar en esta segunda vuelta. Estuvo a punto de resultar en Sevilla o Barcelona, no se aplicó bien con el Levante en la segunda parte, y ha dado puntos salvadores en Villarreal, Valladolid, Getafe y Montjuïc.

El Espanyol, que dio impresión de no sabe jugar a ganar, planteó el partido de forma muy similar, según acostumbra fuera de casa, pero Osasuna no cayó en la trampa. Como en Getafe, supo centrarse en lo suyo, y lo tuvo si cabe más fácil, porque los desmotivados "periquitos" nunca tomaron la iniciativa hasta el final.

El equipo de Valverde lo puso muy fácil al ceder todo el campo, incluida la parcela central. Los rojillos se sintieron cómodos así, y llegaron a puerta con una facilidad inusitada, una vez que se dieron cuenta de ello. Pero sin cambiar el "chip". A pesar de los postes y de las ocasiones tan claras, pesó más la necesidad de nadar y guardar la ropa que la de apuntillar el resultado. Dos pérdidas de balón que hubo en las inmediaciones del área hubieran resultado letales sin el conglomerado defensivo guardando las espaldas. Otro dato: al Espanyol no se le permitió ni un sólo contragolpe como los que disfrutó el Levante.

Claro que jugar así entraña sus riesgos. En Sevilla fue Iturralde quien destrozó los planes, y en el Camp Nou lo hizo el rebote que pilló Xavi, también en los minutos finales. Sin embargo, Ziganda ha ido perfeccionando la táctica a base de golpes y en estas últimas cuatro salidas ha sacado con ella petróleo, ocho puntos que le dejan la salvación a un tiro de piedra. La falta de goles que sufre en casa la palia evitándolos fuera y anotando tantos puntuales que valen su peso en oro, que dejan el "alirón" a la espera del Deportivo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Quien es este periodista que nose entera del nombre? REINO DE NAVARRA no SADARjavi

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra