Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El pasado año 35.000 españoles dejaron el trabajo para criar a sus hijos

Un diez por ciento de personas que pidieron un paréntesis en sus empleos son funcionarios

Actualizada Domingo, 13 de abril de 2008 - 11:12 h.
  • AGENCIAS. Madrid

Un total de 34.816 españoles hicieron en 2007 un paréntesis en su vida laboral y pidieron una excedencia para criar a sus hijos, de los que 33.335 (el 95,7%) eran mujeres y 1.481 hombres. Siete comunidades conceden ayudas económicas y tres de ellas -Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco- incentivan con cantidades más altas a los varones que se acogen a estos permisos. Casi nueve de cada 10 excedencias por razones familiares están motivadas por la crianza de los más pequeños. El resto para el cuidado de mayores o dependientes.

Por ambas razones, en conjunto, 40.237 empleados (el 10% funcionarios) se alejaron de sus puestos de trabajo algún tiempo a lo largo de 2007, y 2.327 eran hombres, según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

El número de asalariados que se acogen a estos permisos aumenta cada año, y más entre "ellos", aunque siguen siendo muy pocos.

Las cifras totales se incrementaron un 21% entre 2005 y 2007, período en el que los hombres que optaron por ocuparse de los hijos han pasado del 3,3% al 4,3%, mientras que la proporción de los que se retiran voluntariamente por atender a otros familiares es mayor, un 15%, porcentaje estable en los tres años consultados.

Por comunidades, en 2007 fueron los empleados de Madrid (8.903), Cataluña (5.453), C.Valenciana (5.179), Andalucía (4.438), Castilla y León (3.423), País Vasco (2.398), Murcia (1.989), Castilla-La Mancha (1.660), Aragón (1.537), Navarra (1.483) y Baleares (1.086), los que más se acogieron a estas licencias por obligaciones familiares.

A continuación, Canarias (678), Galicia (599), Extremadura (399), La Rioja (377), Asturias (321) y Cantabria (288).

El acceso de la mujer a mejores empleos, la maternidad tardía, cuando puede primar más la vida personal que la laboral, o algunas mejoras por la Ley de Igualdad -mantenimiento del puesto de trabajo y cómputo del tiempo como periodo cotizado-, pueden influir en el aumento de solicitudes, pero la responsabilidad familiar está, a todas luces, muy lejos de un reparto igualitario.

Falta conciencia social -todavía más de un 30% opina que la mujer debe trabajar menos que los hombres para dedicarse con mayor intensidad a los suyos- pero también ayudas.

Es la queja de quienes se plantean hacer una pausa laboral para vivir de cerca el crecimiento de sus bebés, o cuando éstos requieren atenciones especiales, en general empleados entre 30 y 40 años y con antigüedad en la empresa.

¿Estás en paro?

"Hay que echar cuentas, prescindir de un sueldo, aplazar proyectos como cambiar de casa o coche y tirar de los ahorros: calculo que me ha costado unos 12.000 euros, pero ha valido la pena", declara V.Navarro, 40 años y padre de dos hijos, después de seis meses entregado a Nicolás, el más pequeño.

"Con mi primer hijo estaba plenamente dedicado a mi profesión y ni me lo planteé. Me arrepentí. Cuando nació el segundo, decidí que no podía perdérmelo", señala.

"¿Estás en paro?", le preguntaban en el parque donde, a diario, con su niño, coincidía con madres y cuidadoras de otros bebés. Los abuelos también desconfiaban de que pudiera hacerlo bien.

La experiencia fue "estupenda" y ha enlazado con una reducción de jornada. Una de las mayores satisfacciones -dice- es cuando Nicolás, "al vernos, me echa los brazos a mí, en vez de a su madre". Otra, oír las alabanzas de la pediatra sobre lo bien que le cuida.

Una vivencia así te "abre los ojos", asegura. "Permite ver que tu profesión no es tan importante, a no ser que sólo vivas para ello, y lo duro que es el trabajo de la casa. Un no parar".

"Y no tiene por qué suponer un paso atrás", responde desde su mesa de trabajo.

Pero no siempre es así. El embarazo es el primer riesgo laboral para la mujer, y en muchos casos visto como un obstáculo para desarrollar la carrera profesional, en particular por las del sector privado (32,8%) y las autónomas (32,5%), mientras que las funcionarias se sienten menos afectadas (23,4%), según la última encuesta de Calidad de Vida en el Trabajo.

Entre los empresarios, un 40% reconoce juzgar como menos comprometidos a quienes se acogen a medidas de conciliación, según un estudio del IESE. Sólo un 17% son comprensivos con los empleados que dan prioridad a su familia.

Desigualdades

Los permisos retribuidos por maternidad y paternidad, los 2.500 euros por nacimiento, y las políticas que empiezan a aplicar algunas empresas y comunidades autónomas, ayudan en la difícil conciliación familiar y laboral.

Pero el hecho es que además de sufrir mayor tasa de paro, temporalidad, precariedad y diferencia salarial, es la mujer la que suple la falta de infraestructuras sociales.

Ellas fueron también en 2007 el 98,6% de ocupados a tiempo parcial por la atención de niños y dependientes y el 96,4% de quienes no buscan empleo por razones familiares, según el Instituto de la Mujer.

Y a la hora de compensar la falta de ingresos, hay desigualdades.

Siete comunidades -Navarra, La Rioja, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco- otorgan ayudas, desde 3.000 a 8.700 euros, para excedencias o reducción de jornada por el cuidado de menores, según datos recabados por EFE, y las tres últimas aplican una discriminación positiva, con cantidades más altas para los "padres", buscando su implicación.

Un hombre con excedencia en el País Vasco recibirá 3.000 euros anuales, y 2.400 si es la madre. Hay otras asignaciones para reducción de jornada, con iguales diferencias entre ellos y ellas, sin límite de ingresos.

Galicia tiene una ayuda exclusiva para hombres y familias monoparentales, un pago único entre 2.400 y 3.600 euros anuales por reducción de las horas de trabajo, y por un máximo de ocho meses.

La retribución en Castilla-La Mancha es de 600 euros mensuales, hasta un máximo de 3.000 euros para los que dejan el empleo, y entre 100 y 400 si disminuye la jornada. Los importes se elevan en un 50% para padres y víctimas de violencia de género.

Castilla y León adjudica más puntos a los progenitores que solicitan ayudas: casi 7.000 euros en excedencias con carácter general, y más de 8.700 si es familia numerosa, monoparental, parto múltiple o adopción.

Los Gobiernos de La Rioja, Navarra, Baleares otorgan también subvenciones, iguales para hombres y mujeres, en función del tiempo de excedencia, disminución de la jornada o número de hijos. Murcia tiene previsto aprobar ayudas en este ejercicio.

Comentarios de los lectores

  • La necesidad que tiene España de nacimientos, no es acorde con las ayudas y garantías laborales que ofrece el Gobierno Español, aunque si bien es cierto que cada vez hay más iniciativas para paliar la conciliación familiar con la laboral. Es necesario que el Gobierno se plantee la necesidad de mayor número de guarderías y que el precio de las mismas se ajuste al sueldo de los progenitores y de sus necesidades. Que la baja maternal o paternal sea más larga, como ocurre en los paises nórdicos, es otra solución que evitaria transtornos en el ambito familiar. España tiene que plantearse muy seriamente que necesidades tienen las familias en este sentido, ya que en muchos casos no se tienen más de uno o dos hijos por cuestiones económicas, por incompatibilidad laboral y familiar, por incomprensión en el seno laboral, custión esta última que se da por la falta de concienciación por parte del empresario, de la conciliación familiar. LupeGuadalupe
  • Me parece muy bien que cada vez salgan mas ayudas para que la mujer trabaje, pero esa ley que permita elegir horario que la hagan bien muchas empresas. No que repercuta en muchísimos trabajadores su vida por no hacer la ley bien, que ellas.os tengan buen horario y los que no tenemos hijos que hagamos los peores pq ellos tienen que hacer ese. Quién tiene el problema el que tiene el hijo pequeño ó el resto.Ana
  • Tener hijos y cuidarlos es un TRABAJO, las mujeres y con ellas las familias merecen que se considere esta labor, !prestaciones universales por hijo!. No es justo que la familia que desea cuidar directamente a sus hijos esté tan maltratada fiscal y socialmente, por eso trabajan fuera tantas mujeres y por eso tenemos en Navarra tan pocos hijos. Pilar
  • Está bien que miren el nº de hijos, ¿pero a qué esperan para mirar el nº de padres? Un matrimonio con 2 sueldazos en el que uno de los dos deja su trabajo para cuidar de su 2º hijo, recibe un dinero del Gobierno de Navarra. Una mujer sola para mantener a un crío, si intenta alargar un poco la baja con una excedencia para cuidarlo, no recibirá un duro. ¿Antes de fomentar que los padres se queden en casa, no deberían ayudar a que los niños puedan quedarse con alguien (hombre o mujer) más tiempo? Que alarguen la baja maternal y se dejen de historias, que luego cada cual en casa ya se la repartirá como mejor le venga...Mª Eugenia

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.

Comentario
Datos personales

(*) Estos campos son necesarios para que la opinión pueda aparecer publicada en el periódico impreso

menos-5-ciento-hombres-opta-conciliacion-laboral
EFE

Un total de 34.816 españoles hicieron en 2007 un paréntesis en su vida laboral y pidieron una excedencia para criar a sus hijos, de los que 33.335 (el 95,7%) eran mujeres y 1.481 hombres. Siete comunidades conceden ayudas económicas y tres de ellas -Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco- incentivan con cantidades más altas a los varones que se acogen a estos permisos. Casi nueve de cada 10 excedencias por razones familiares están motivadas por la crianza de los más pequeños. El resto para el cuidado de mayores o dependientes. En la foto de archivo Juan Carlos Rodríguez con su hija Arancha en los brazos. Juan Carlos fue el primer funcionario en disfrutar del permiso de diez días por paternidad recogido en el "Plan Concilia".

Los permisos retribuidos por maternidad y paternidad, los 2.500 euros por nacimiento, y las políticas que empiezan a aplicar algunas empresas y comunidades autónomas, ayudan en la difícil conciliación familiar y laboral.

Pero el hecho es que además de sufrir mayor tasa de paro, temporalidad, precariedad y diferencia salarial, es la mujer la que suple la falta de infraestructuras sociales.

Ellas fueron también en 2007 el 98,6% de ocupados a tiempo parcial por la atención de niños y dependientes y el 96,4% de quienes no buscan empleo por razones familiares, según el Instituto de la Mujer.

Y a la hora de compensar la falta de ingresos, hay desigualdades.

Siete comunidades -Navarra, La Rioja, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia y País Vasco- otorgan ayudas, desde 3.000 a 8.700 euros, para excedencias o reducción de jornada por el cuidado de menores, según datos recabados por EFE, y las tres últimas aplican una discriminación positiva, con cantidades más altas para los "padres", buscando su implicación.

Un hombre con excedencia en el País Vasco recibirá 3.000 euros anuales, y 2.400 si es la madre. Hay otras asignaciones para reducción de jornada, con iguales diferencias entre ellos y ellas, sin límite de ingresos.

Galicia tiene una ayuda exclusiva para hombres y familias monoparentales, un pago único entre 2.400 y 3.600 euros anuales por reducción de las horas de trabajo, y por un máximo de ocho meses.

La retribución en Castilla-La Mancha es de 600 euros mensuales, hasta un máximo de 3.000 euros para los que dejan el empleo, y entre 100 y 400 si disminuye la jornada. Los importes se elevan en un 50% para padres y víctimas de violencia de género.

Castilla y León adjudica más puntos a los progenitores que solicitan ayudas: casi 7.000 euros en excedencias con carácter general, y más de 8.700 si es familia numerosa, monoparental, parto múltiple o adopción.

Los Gobiernos de La Rioja, Navarra, Baleares otorgan también subvenciones, iguales para hombres y mujeres, en función del tiempo de excedencia, disminución de la jornada o número de hijos. Murcia tiene previsto aprobar ayudas en este ejercicio.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • La necesidad que tiene España de nacimientos, no es acorde con las ayudas y garantías laborales que ofrece el Gobierno Español, aunque si bien es cierto que cada vez hay más iniciativas para paliar la conciliación familiar con la laboral. Es necesario que el Gobierno se plantee la necesidad de mayor número de guarderías y que el precio de las mismas se ajuste al sueldo de los progenitores y de sus necesidades. Que la baja maternal o paternal sea más larga, como ocurre en los paises nórdicos, es otra solución que evitaria transtornos en el ambito familiar. España tiene que plantearse muy seriamente que necesidades tienen las familias en este sentido, ya que en muchos casos no se tienen más de uno o dos hijos por cuestiones económicas, por incompatibilidad laboral y familiar, por incomprensión en el seno laboral, custión esta última que se da por la falta de concienciación por parte del empresario, de la conciliación familiar. LupeGuadalupe
  • Me parece muy bien que cada vez salgan mas ayudas para que la mujer trabaje, pero esa ley que permita elegir horario que la hagan bien muchas empresas. No que repercuta en muchísimos trabajadores su vida por no hacer la ley bien, que ellas.os tengan buen horario y los que no tenemos hijos que hagamos los peores pq ellos tienen que hacer ese. Quién tiene el problema el que tiene el hijo pequeño ó el resto.Ana
  • Tener hijos y cuidarlos es un TRABAJO, las mujeres y con ellas las familias merecen que se considere esta labor, !prestaciones universales por hijo!. No es justo que la familia que desea cuidar directamente a sus hijos esté tan maltratada fiscal y socialmente, por eso trabajan fuera tantas mujeres y por eso tenemos en Navarra tan pocos hijos. Pilar
  • Está bien que miren el nº de hijos, ¿pero a qué esperan para mirar el nº de padres? Un matrimonio con 2 sueldazos en el que uno de los dos deja su trabajo para cuidar de su 2º hijo, recibe un dinero del Gobierno de Navarra. Una mujer sola para mantener a un crío, si intenta alargar un poco la baja con una excedencia para cuidarlo, no recibirá un duro. ¿Antes de fomentar que los padres se queden en casa, no deberían ayudar a que los niños puedan quedarse con alguien (hombre o mujer) más tiempo? Que alarguen la baja maternal y se dejen de historias, que luego cada cual en casa ya se la repartirá como mejor le venga...Mª Eugenia

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra