Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

El talismán se hace añicos

El Promesas pierde su primer partido en el Reyno y sigue hundido

Actualizada Domingo, 13 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA

Después de cinco partidos sin perder en el Reyno, el talismán del estadio rojillo se rompió ayer en añicos al encajar el Promesas una dolorosa goleada frente al Sestao River. Y lo peor es que, con la derrota, el filial navarro sigue hundido en la zona de descenso cuando sólo restan cinco jornadas para que finalice la temporada.

Lo que ayer se pudo ver en el antiguo Sadar fue un fiel reflejo de lo que está siendo el Promesas este año: un equipo que pelea y controla el balón, pero que se viene abajo en contados fallos defensivos y por una preocupante falta de gol que ha llevado a los rojillos a ser el peor conjunto atacante de la categoría. Y es que 18 goles en 32 partidos son un bagaje demasiado pobre.

Tras una plomiza primera media hora, el conjunto de Miguel Merino pareció querer despertar del letargo defensivo programado por el rival vizcaíno y acarició el gol en una clara llegada del ariete Ángel. Pero el canario, que se había quedado sólo ante la portería tras sortear al guardameta, mandó el balón fuera al cruzar en exceso su disparo.

Y como en el fútbol los tópicos tienden a cumplirse, quien perdona, la paga. Del posible 1-0 se pasó al 0-1 en la siguiente jugada al culminar Toquero un contraataque que se coló en la portería de Zabal tras impactar el balón en un defensa.

La segunda parte quiso cambiar el decorado y el filial rojillo salió lanzado a por el empate. Incluso tanteó tímidamente al Sestao en un cabezazo de Jokin que se fue a las manos del portero. Pero entonces sucedió lo impensable y Txejo marcó el 0-2 en la jugada tonta del año: la defensa osasunista se lanzó en pleno a protestar al árbitro que un rival se había tirado dentro de su área y el jugador vizcaíno se aprovechó para marcar a placer ante un sorprendido Zabal.

Merino se la jugó dando entrada a Vega y Etayo pero la jugada le salió mal al sentenciar Óskar en un nuevo error de marca del central rojillo. Era el tercer tanto de la tarde y el delirio para le medio centenar de seguidores del Sestao que se desplazó a Pamplona.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra