Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

ETA coloca una bomba de escasa potencia en una subestación de Lapoblación

Junto al explosivo había un cartel en el que ponía "Peligro, bomba ETA""

Actualizada Sábado, 12 de abril de 2008 - 19:19 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

ETA quiso hoy ensombrecer el anuncio del nuevo Gobierno a su manera, con una nueva bomba-trampa de escasa potencia que explotó en un repetidor de telefonía móvil de la localidad navarra de Lapoblación. La banda no consiguió su objetivo, ya que según indicó la Delegación del Gobierno en la Comunidad foral los daños provocados por la deflagración "fueron mínimos". Al inspeccionar la zona, lo que más sorprendió a los artificieros de la Guardia Civil fue que los terroristas habían colgado dos carteles que preveían a los paseantes del peligro al que se enfrentaban si pasaban por allí. Uno en castellano decía 'Peligro bomba ETA', y otro en euskera 'Ez ikutu' ('No tocar').

La explosión se produjo sobre las once de la mañana de hoy en un repetidor de telefonía y televisión del municipio de Lapoblación, al sur de Navarra, según indicó un montañero que se encontraba cerca y que informó a la Benemérita de lo ocurrido. Inmediatamente se desplazaron hasta el lugar especialistas del Gedex de la Guardia Civil que comprobaron que los terroristas habían hecho explotar un artefacto de "escasa potencia" que ocasionó daños "mínimos".

Asimismo, los agentes hallaron un segundo artefacto de parecidas características al primero que, según indicaron desde la Delegación del Gobierno de Navarra, no llegó a explotar y constataron que en la zona se habían colocado dos pancartas, una que decía 'Peligro bomba ETA' y otra que versaba 'Ez ikutu' ('No tocar'). Al parecer, el aparato da servicio a Bomberos, Radio Nacional de España, ETB-2 y Autopistas Vasco-Navarra.

Ambas bombas habían sido programadas a diferentes horas y los terroristas pretendían que una de ellas estallara a primera hora de la mañana y la otra algo más tarde para que pillara de lleno a los efectivos policiales que estarían en ese momento valorando los efectos del primer estallido. Pero la única que explotó fue la segunda, situada a la altura de la cabeza de una persona y con una cantidad importante de metralla en su interior. Afortunadamente no había nadie cerca en el momento de la explosión por lo que los terroristas no vieron cumplido su objetivo.

A por el consenso

La reacción de UPN, partido afín al PP que gobierna en la Comunidad Foral fue inmediata. El secretario general de la formaciñon conservadora, Alberto Catalán, condenó el ataque y quiso dejar claro que "los violentos no van a conseguir en ningún caso amedrentar a los ciudadanos, que quieren vivir en paz y en libertad". Además, y aunque evidentemente, sus principales críticas se dirigieron hacia el entorno de la banda terrorista, Catalán también hizo un llamamiento hacia el consenso de los dos grandes partidos políticos españoles y les animó a "recuperar el espíritu del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo".

El 23 de febrero, ETA intentó provocar otra masacre similar colocando una bomba trampa en una ventana de la caseta del repetidor de comunicaciones del monte bilbaino de Arnotegi aunque en esa ocasión un comunicante había avisado de la existencia del artefacto previamente si bien engañó sobre la hora en la que iba a producirse.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra