Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BÁDMINTON

El orgullo de su club de Estella

Yurema Martín Fernández y María Sánchez Torrecilla han entrado por la puerta grande en el cuadro de honor del grupo estellés al vencer el Campeonato de España Sub-13.

Actualizada Viernes, 11 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA.

EL Club Bádminton de Estella ya puede hacer sitio a Yurema Martín Fernández de Leceta y María Sánchez Torrecilla en su particular cuadro de honor.

A la hazaña conseguida en el 2006 por Maite Marco Oroquieta, que se proclamó Campeona de España Sub-15, o la de Íñigo Andueza Martínez, Campeón de España en Doble Masculino Sub-15 hace un año, ahora se suma la de estas dos adolescentes, que el pasado 30 de marzo se alzaron con el título de Campeonas de España sub-13 en la modalidad de dobles femenino. Y con la anécdota añadida de que se trataba de la primera vez que la Federación Española de Bádminton organizaba una cita nacional para las menores de 13 años.

Su conquista del oro no ha sido casual. Yurema Martín Fernández, de 13 años y de Villatuerta, y María Sánchez Torrecilla, de 12 y de Oteiza, atesoran varios trofeos en sub-13, categoría en la que compiten en el circuito norte, y en la sub-15, nivel que les corresponde en el circuito nacional. Y en este último caso, se encuentran en la tercera posición con el importante matiz de que son las primeras menores de 13 años del ranking estatal.

Estos datos se sustentan gracias a la labor de un club con 130 socios que preside Luisa Labayru Ábrego. La pareja ganadora acude a entrenar a la carpa Oncineda dos días a la semana, en el caso de Yurema Martín, y una jornada más María Sánchez. Las sesiones de una hora se complementan con treinta minutos añadidos los viernes.

Ambiente distendido

Pero, como advierten las familias de ambas jugadoras, siempre en un ambiente distendido y de fomento del deporte sin perder la perspectiva de su edad. "De hecho, Marta Puente ( la estellesa presidenta de la Federación Navarra de Bádminton) siempre les recuerda que sus estudios son lo primero", dice la madre de Yurema Martín, Myriam Fernández de Leceta Arróniz. "A mí me gusta el ambiente que se da dentro del club y en la competición. No se permiten los malos modos, todos se dan la mano y un mal gesto o una contestación fuera de tono al juez les puede costar la expulsión. Lo saben y nadie lo hace", tercia la madre de María Sánchez, Lourdes Torrecilla Fernández.

Ambas han tenido que hacer sitio en sus respectivas casas de Oteiza y Villatuerta para colocar los trofeos y títulos de las jugadoras, que se definen como "agresivas" a la hora de competir. "De María me gusta sobre todo que corre mucho, levanta muy bien los mates y tiene técnica", apunta Yurema Martín. La aludida también desgrana una batería de elogios para su compañera. "También corre mucho, es muy buena haciendo dejadas y me anima siempre".

Una pareja que se entiende a la perfección dentro de la pista gracias a una amistad fuera del recinto de juego que se fraguó ya en la guardería de Villatuerta. De hecho, María Sánchez decidió hace tres años apuntarse a bádminton porque su amiga Yurema Martín lo había hecho seis meses antes. Y ésta, a su vez, lo hizo para seguir la estela de su hermana mayor, Sheila. Desde el principio formaron pareja, aunque a veces les toca ser rivales cuando juegan en solitario. "Hay picadillo, pero hasta que termina el partido", dicen las dos casi a la vez entre risas.

Su hazaña no ha pasado desapercibida entre los aficionados a este deporte y las instituciones forales. "El Instituto Navarro de Deporte y Juventud llamó al día siguiente para dar la enhorabuena", recuerda Marta Puente Íñigo, que define a la pareja como muy luchadoras. "Además, van mejorando a pasos agigantados con la técnica". Luisa Labayru destaca que ambas vencieron sus partidos a dos set (no hizo falta disputar un tercero por empate) y en la final ganaron con holgura a las temidas andaluzas.

Ellas, por su parte, dicen sentirse orgullosas y felices, además de agradecidas por la labor desarrollada desde su club. Y aún se avergüenzan -aunque reconocen entre risas que les gustó- al recordar que su profesor de lengua les pidió una foto firmada.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra