Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Un fallo en una chimenea causa un incendio en una vivienda de Ecala (Améscoa)

El piso superior del edificio, que estaba dedicado al almacenaje de objetos personales, fue el que resultó dañado

Actualizada Miércoles, 9 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • R.A. . ECALA

Un fallo en el funcionamiento de una chimenea en una vivienda particular en Ecala (Améscoa Baja) fue la causa de un incendio que se saldó sin más consecuencias que daños materiales en la vivienda de la vecina Trinidad Ibáñez de Esteban, de 83 años, que se encontraba en ese momento junto a la asistenta que habitualmente le cuida.

La chimenea, bien por una obstrucción o una alimentación demasiado alta, generó un exceso de calor que se transmitió por el tiro hasta la planta tercera del inmueble, dedicada al almacenaje de objetos personales. El tiro estaba junto a un armario de madera en el que se guardaba sobre todo ropa, por lo que con el aumento de la temperatura comenzó a arder.

Las dos ocupantes de la casa notaron que había algo raro en el funcionamiento de la chimenea, ante lo cual optaron por salir de la casa y avisar al hijo de la propietaria, Fernando Arana Ibáñez, lo que sucedió sobre las 11.40 horas. Arana, empleado de Andreu Nort, acudió a Ecala y pudo comprobar que se trataba de un incendio, pese a que no había humo aparente. Hacia las 12.20 horas se dio aviso al 112, que envió a una patrulla de la Policía Foral y efectivos de bomberos. De hecho, se puso en marcha a tres dotaciones del parque de Estella y dos del de Alsasua, ya que se desconocía la magnitud del fuego. No hizo falta que las últimas llegasen a lugar del suceso.

Mientras tanto, Fernando Arana se había subido al tejado para apagar el fuego desde el exterior de la chimenea, por donde introdujo varios cubos de agua hasta ver que las llamas se extinguían. "Comprobé que el fuego se apagaba, aunque vi que algo seguía mal y supuse que sería en el piso de arriba, aunque no me atreví a entrar ni a abrir ninguna ventana". Poco después llegaron los bomberos y se encargaron de apagar el incendio de la tercera planta. Sin embargo, la pronta actuación de Arana impidió que el fuego se extendiese más hasta afectar las estructuras de la casa.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra