Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Cinco años de la caída de Bagdad sin que se vea una solución definitiva

El 9 de abril de 2003, tropas estadounidenses derribaron la estatua de Sadam en la plaza Firdus

Actualizada Miércoles, 9 de abril de 2008 - 11:47 h.
  • AGENCIAS. Washington (EE UU)

Estados Unidos conmemora el quinto aniversario de la caída de Bagdad inmerso aún en una guerra impopular que ha dividido al país y se ha convertido en el más pesado lastre del Gobierno del presidente George W. Bush. El 9 de abril de 2003 soldados estadounidenses derribaron en la plaza Firdus de la capital iraquí una estatua del presidente Sadam Husein en lo que fue la confirmación de la caída de su régimen.

Ese fue uno de los capítulos de una intervención militar iniciada tres semanas antes para derribar a un gobierno que, según EEUU, promovía el terrorismo y fabricaba armas de destrucción masiva.

Para el Gobierno de Bush y para muchos partidarios de la intervención, ese era el comienzo del fin de una aventura iniciada pese a la oposición de muchos en la comunidad internacional y de los demócratas en el país.

Cinco años después, y con más de 4.000 soldados estadounidenses muertos, el fin de esa intervención no se ve muy cercano.

Y el hombre que debía sustituir en el poder a Husein, el actual primer ministro Nuri al-Maliki no tiene más poder que Muqtada al-Sadr, el líder de las milicias que combaten la ocupación, según afirma el analista militar, teniente coronel Rick Francona, en un articulo escrito para la cadena de televisión CNBC.

Tampoco la posibilidad de un vuelco en favor de una finalización del conflicto parece cercana, según admitió ante el Congreso el general David Petraeus, al informar el martes que proyecta suspender transitoriamente las retiradas de tropas en julio debido a la frágil situación de seguridad que vive el país.

"No hemos visto ninguna luz al final del túnel. La botella de champaña ha sido puesta otra vez en la nevera", señaló ante el Comité de Servicios Armados del Senado.

"El progreso, aunque es real, también es frágil y reversible", advirtió.

Para no poner en peligro los avances logrados con un aumento de tropas el año pasado, Petraeus informó de que recomendaría una pausa de 45 días en julio en la retirada de tropas.

Después de esa pausa, dijo que evaluaría las condiciones sobre el terreno para determinar si era necesario un aumento del despliegue militar.

Estados Unidos mantiene en estos momentos alrededor de 160.000 soldados en Irak.

Según los planes anunciados el año pasado, el Pentágono debería retirar cinco brigadas de combate (unos 20.000 hombres) para mediados de julio, con lo que se volvería al nivel de unos 140.000 existente antes del aumento de enero del año pasado.

Según fuentes militares, cualesquiera que sean los cálculos, en Irak habrá más de 100.000 soldados estadounidenses este año y comienzos del próximo, cuando Bush abandone la Casa Blanca y deje el destino de la guerra en quien le suceda.

Y si fuera por los demócratas Hillary Clinton y Barack Obama, uno de los cuales podría ser ese sucesor, la retirada militar de Iraq debería comenzar muy pronto

Petraeus y el embajador de EEUU en Bagdad, Ryan Crocker, comparecieron ante el Comité de Fuerzas Armadas del Senado y el de Relaciones Exteriores, de los cuales forman parte Obama, Clinton, y John McCain, este último candidato republicano a la presidencia, partidario de mantener la presencia bélica de EEUU en el país árabe.

En su intervención McCain sostuvo que "el aumento de la seguridad ha llevado a una oportunidad más amplia de solución política en Irak".

Además insistió en que EEUU debía mantener su compromiso y su presencia militar en Irak porque "una guerra civil podría descender a un genocidio" con repercusiones en todo Oriente Medio y la región del Golfo.

Sin embargo, la senadora Clinton discrepó con esas afirmaciones.

"Es irresponsable que continuemos con una política que no ha dado los resultados prometidos una y otra vez, a un costo tremendo para nuestra seguridad nacional, y para los hombres y mujeres que visten el uniforme militar de Estados Unidos", dijo la senadora por Nueva York.

Clinton agregó que "ha llegado el momento de iniciar un proceso ordenado de retirada de nuestras tropas, para que empecemos la reconstitución de nuestra fuerza militar".

Obama, por su parte, manifestó que EEUU debería establecer un programa para la retirada y ejercer presión sobre las autoridades iraquíes para que logren la paz en el país.

"La presión, de forma mesurada, incluye un programa para la retirada", señaló el senador de Illinois.

"Nadie está pidiendo un repliegue precipitado, pero sí creo que tiene que haber una presión mesurada pero creciente", agregó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • el PP deberia condenar este genocidio y a sus responsables, y si no lo hace deberia de ser ilegalizado.justicia para todosinjusticia
  • Para los que parece que solo hablan de condenar asesinatos, de mentir a los ciudadanos, etc. etc. etc.: pocos comentarios se hacen a esta noticia...Nafar

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra