Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Irak exige al líder chiíta Muqtada al Sadr disolver su milicia para ir a las elecciones

Muqtada ordena formar delegaciones para visitar al ayatolá Alí al Sistani y a otros líderes religiosos chíitas

Actualizada Martes, 8 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • EUROPA PRESS. BAGDAD

El clérigo radical chiíta Muqtada al Sadr podría desmantelar su milicia, el Ejército del Mahdi, si los líderes supremos chiítas así se lo ordenan, según anunció un asesor del religioso horas después de que el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, advirtiera de que el movimiento político de Al Sadr no tendría autorización para participar en el proceso político y en las elecciones si no se disuelven las milicias.

Mientras tanto, los enfrentamientos en el sur continúan y el domingo murieron ocho policías por la explosión de una bomba en Basora.

El día amaneció ayer con el anuncio del primer ministro iraquí: "Se ha tomado la decisión de que no seguirán teniendo derecho a participar en el proceso político si no ponen fin al Ejército del Mahdi". Estas declaraciones surgen tras la ofensiva de las fuerzas gubernamentales contra los enclaves de Al Sadr en Bagdad, en el barrio de Ciudad Sadr, y en Basora. Los partidarios de Al Sadr tienen previsto participar en octubre, por primera vez, en las elecciones provinciales, a fin de hacerse con el control político de la mitad sur del país.

Las primeras reacciones no se hicieron esperar y un portavoz del movimiento de Al Sadr, Salá al Ubaidi, afirmó que el Gobierno no tiene autoridad para desmantelar las milicias chiítas. "Nadie puede intervenir en el Ejército del Mahdi, sólo los que lo han creado y los líderes religiosos", aseguró. Pero Irán manifestó ayer su apoyo al primer ministro iraquí por la ofensiva lanzada contra las milicias, ya que, según declaró el portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Mohamad Alí Hoseini, las acciones del Gobierno de Bagdad van dirigidas contra los "grupos armados ilegales" y van en beneficio de Irak y de sus países vecinos.

Consejo religioso

Horas después, uno de los asesores de Al Sadr, Hasan Zargani, anunció que el clérigo comunicó a sus representantes tanto en la ciudad santa de Nayaf, en Irak, como en la localidad de Qom, en Irán, que pidan consejo a los líderes religiosos chiítas acerca de disolver o no la milicia.

"Si ordenan que el Ejército del Mahdi se disuelva, Muqtada al Sadr y el movimiento Sadr obedecerán las órdenes de los líderes religiosos", indicó Zargani en declaraciones desde Irán.

Además, señaló que el clérigo ordenó a sus representantes en Nayaf y Qom que formaran una delegación para visitar al ayatolá Alí al Sistani y a otros líderes religiosos para "discutir la disolución del Ejército del Mahdi".

Es la primera vez que Al Sadr abre la posibilidad de disolver su milicia, que organizó en 2003 tras la invasión estadounidense de Irak. Los milicianos se enfrentaron en dos ocasiones a las fuerzas estadounidenses en 2004, pese ayudaron a Al Maliki a acceder al poder tras las elecciones de 2005. Sin embargo, Al Sadr y Al Maliki rompieron sus relaciones políticas el año pasado, sobre todo debido a la negativa del Gobierno a establecer un calendario para la retirada de las fuerzas norteamericanas.

La proposición de Al Sadr pone el destino del Ejército del Mahdi en el gran ayatolá Al Sistani, de 77 años, clérigo reverenciado por todas las facciones chiítas de Irak que nunca sale de su casa de Nayaf y cuyos decretos son los que dicta la ley islámica para esta confesión musulmana, aunque rara vez interviene en política. No obstante, las veces que lo hizo su participación fue decisiva.

Los portavoces del Gobierno iraquí, Ali al Dabbagh, y de Al Sistani, Hamed al Khafaf, declinaron hacer comentarios acerca de la posibilidad que dejó abierta el clérigo chiíta Muqtada al Sadr, que se convierte en el último paso dirigido hacia una reconciliación de las facciones chiítas en Irak, desde que la semana pasada ordenara el abandono de la lucha armada en el sur del país y en Bagdad tras una semana de enfrentamientos entre sus milicianos y el Ejército de Irak.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra