Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
BALONCESTO UNIVERSITARIO

Los Jayhawks de Kansas logran el título universitario de la NCAA

El escolta Mario Chalmers empató con un triple a falta de 2,1 segundos para finalizar el encuentro

Actualizada Martes, 8 de abril de 2008 - 09:54 h.
  • AGENCIAS. San Antonio (EEUU)

Un triple histórico del escolta Mario Chalmers, a falta de 2,1 segundos para la conclusión del tiempo reglamentario, abrió el camino a los Jayhawks de Kansas para ganar en la prórroga por 75-68 a los Tigers de Memphis y convertirse en los nuevos campeones nacionales del baloncesto universitario.

La victoria permitió a los Jayhawks conseguir su tercer título nacional y celebrar el vigésimo aniversario del último que habían conseguido en 1988 bajo la dirección del entrenador Larry Brown y el alero Danny Manning, como su jugador estrella, que ahora estaba sentado en el banquillo como asistente.

Esta vez el gran héroe fue "Super Mario" Chalmers, que aprovechó la última oportunidad que les dieron los Tigers después de que en los últimos 30 segundos habían fallado cuatro tiros de personal, que fueron los que en realidad decidieron el título.

"No perdimos el partido en la prórroga, lo hicimos en los últimos 20 segundos del partido cuando fallamos los tiros de personal", declaró John Calipari, el entrenador de los Tigers, que tuvieron una temporada histórica con marca de 38-2. "Me siento orgulloso de mis jugadores y desilusionado porque tuvimos el título en nuestras manos".

Esta vez, los jugadores que fallaron los tiros de personal fueron el alero Chris Douglas-Roberts, tres, y el base "freshman", la estrella del torneo, Derrick Rose, que con 10,8 segundos acertó sólo con 1 de 2 para el parcial de 63-60.

Luego llegó la acción de Chalmers y cambió por completo la historia del partido para dejar a los Tigers sin su primer título nacional después de que también perdieron en 1973 el partido de la gran final disputado ante los Bruins de UCLA, con el legendario Bill Walton, que anotó 44 puntos (21 de 22 tiros de campo).

Las acciones de Walton quedaron como uno de los momentos más brillantes en la historia del baloncesto universitario estadounidense.

No sucedió lo mismo con el protagonizado por los Jayhawks y los Tigers, que sí fue el séptimo en la historia de la NCAA que se decidió en la prórroga, el último había sido en 1997 cuando Arizona gano a Kentucky por 84-79.

Chalmers, con 18 puntos, incluido el triple que forzó la prórroga al empatar a 63-63 el marcador con tres segundos para concluir el tiempo reglamentario, fue nombrado como el Jugador Más Valioso (MVP) del partido.

"Sólo puedo decir que me encontré en buena posición y cuando el balón salió de mi mano estaba convencido que iba a ser canasta", explicó Chalmers, que está en su tercer año como universitario.

Junto a Chalmers, que también recuperó cuatro balones, el alero Darrell Arthur fue el máximo encestador al conseguir 20 puntos con 10 rebotes, y el base Brandon Rush logró 12 tantos.

El entrenador de los Jayhawks, Bill Self, logró su primer título nacional, después de que se hizo cargo del programa de Kansas en 2003 para sustituir a Roy Williams, que lo dejó tras perder en la semifinal de la Final Four de ese mismo año e irse con los Tar Heels de Carolina del Norte, a los que vencieron el pasado sábado.

"Es muy difícil explicar las emociones que sentimos después de haber logrado esta gran victoria y la clave estuvo en que el balón decisivo lo recibió el jugador que mejor sabe tirar a canasta bajo presión", comentó Self.

La última concesión que hicieron los Tigers, que recordarán para siempre, después de haber tenido una ventaja de nueve puntos (60-51) cuando faltaban sólo 2:10 minutos para concluir el partido.

Rose, que en la primera parte había anotado sólo tres puntos, surgió con su mejor baloncesto cuando faltaban siete minutos para el final del partido y lo puso de inmediato a favor de los Tigers con dos triples consecutivos, que luego el último iba a ser convertido en dos puntos al revisar los árbitros la acción.

El base estrella de los Tigers había logrado 14 de los 16 puntos que permitieron a los Tigers ponerse con la ventaja de nueve y nadie dudaba que estaban en el camino correcto para el triunfo final y su jugador hacer historia.

Todo estaba a favor de los Tigers, su juego, su control, su defensa, pero de nuevo su talón de Aquiles, las perdidas de balón y la falta de concentración en el peor momento, unido a los fallas en los tiros de personal les costó el perder un título nacional que ya soñaban con llevarse a Memphis.

Pero quizás lo que más daño le hizo a los Tigers al margen de los fallos de Douglas-Robets, que aportó 22 puntos, y de Rose, que logró 18, fue la eliminación por cinco faltas personales del pívot Joey Dorsey, el único que había impuesto su presencia en la pintura ante el poder de los Jayhawks.

Sin Dorsey en el campo, que aportó 11 puntos con 10 rebotes, los Tigers se encontraron que Rose sintió por primera vez la presión de tener en sus manos el título nacional y esta vez no pudo superarla.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra