Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NAVARRA DEPORTE

Jornada deportiva en Etxauri

Antonio Etxeberria venció en el cross, mientras que Antonio Senosiáin revalido su categoría entre los aizkolaris

Actualizada Lunes, 7 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • JOSUNE AYESTARÁN . ETXAURI

No pudo ser. A pesar de los intentos, Josetxo Urrutia Baleztena no consiguió superar la marca de 13 alzadas establecida por Joseba Ostolaza en el V Levantamiento de la piedra de Etxauri. Tuvo que conformarse con seis, por lo que tampoco logró revalidar ayer las nueve alzadas establecidas el año pasado por él mismo.

«En principio he salido a mejorar la marca del año pasado, pero a la mitad estaba ya cansado», comentó Josetxo Urrutia. La peculiaridad de la roca, además de sus 136,5 kilos de peso, reside en que no tiene una forma característica por lo que levantarla exige desarrollar una técnica concreta que Urrutia afirma conocer bien: «La piedra cuenta con una pequeña incisión por lo que hay que levantarla ayudándose de esa cosca, apoyarla después en la mano derecha, subir la piedra bien arriba hasta el vientre y, finalmente, intentar darle la vuelta hasta lo más arriba posible». La victoria se la dedica a supadre por su paciencia y a su novia por su apoyo.

El promotor del invento

Pedro Aristondo, natural de Mutriku, fue el primero en levantarla. Lo hizo en 1950, cuando, en pleno cumplimiento del servicio militar, se encontraba de maniobras en Etxauri. La culpa, una apuesta.

Ante el entusiasmo de unos y el escepticismo de otros en torno a quién sería el valiente capaz de levantar la piedra, Aristondo lo tuvo claro: se colocó la faja, agarró un jersey para protegerse mejor y se aferró a la piedra. Primero la elevó a la altura del vientre y, después, arriba con ella hasta el pecho. El premio: todo el vino que se podía comprar con el dinero reservado para los bocadillos.

Han pasado muchos años desde entonces, pero parece que hay cosas que no cambian. Aparte del reto, el premio (al menos en parte) continúa siendo el mismo: vino. De este modo, además de la compensación económica correspondiente, los tres harrijasotzailes volvieron a casa con unas cuantas cajas de vino bajo el brazo.

El propio Aristondo fue el encargado de repartir los premios a los tres participantes en la prueba.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra