Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Hasta el año que viene

Unas 200 personas despidieron ayer a San Miguel de Aralar en el pamplonés puente de Miluce

Actualizada Lunes, 7 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • GOIZEDER LAMARIANO . PAMPLONA

Cerca de 200 personas acudieron ayer al pamplonés puente de Miluce para despedir a San Miguel de Aralar, que desde el lunes y hasta ayer ha recorrido 80 lugares de la capital navarra.

Tras la eucaristía que se celebró en la iglesia de San Lorenzo a las 12 y que fue oficiada por el párroco, Jesús Labari, la efigie del Ángel fue trasladada hasta Antoniutti, donde tuvo lugar la tradicional bendición de los campos. El pamplonés Miguel Ángel Muniáin Azagra portó a San Miguel de Aralar desde la parroquia de San Lorenzo hasta la de El Huerto. En ese punto tomó el relevo su hijo, Emanuel Muniáin Casas, pamplonés de 31 años que ayer por primera vez llevó la efigie del Ángel, que pesa aproximadamente ocho kilos.

Emanuel Muniáin portó al Ángel hasta el cementerio de Berichitos, a donde llegó a las 13.20 horas junto al segundo capellán del Santuario de Aralar, Jesús María Sotil González.

En el cementerio aguardaban desde media hora antes un centenar de personas. Seis txistularis y tres atabaleros del grupo pamplonés Txistularis Sin Fronteras, Ttunttuneros mugarik gabe fueron los encargados de amenizar la despedida al ritmo de La Alborada de Segura. Jesús María Sotil trasladó al Ángel hasta la capilla de San José, que estaba abarrotada por cerca de 70 personas. En ella tuvo lugar una pequeña celebración, en la que estuvieron presentes Sotil y el capellán del cementerio desde hace 26 años, Ángel Aribe Reta.

Ya en el interior del cementerio, decenas de fieles veneraron a San Miguel de Aralar en su camino hacia el puente de Miluce, a donde llegó a las 13.50 horas. Allí le esperaban cerca de 50 personas más, que se unieron a las 150 que acompañaron al Ángel por Berichitos al son de los txistus.

Los fieles entonaron el Agur Jaunak que interpretaron los txistularis. San Miguel de Aralar fue despedido con besos y aplausos antes de abandonar Pamplona hasta el año que viene y emprender su camino hacia las localidades de Áriz y Aldaz y los valles de Goñi y de Ollo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra