Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El toreo de Morante de la Puebla destacó en una tarde insulsa en Sevilla

Los toros de Parladé, mansos, parados y de nulo juego, llenaron de aburrimiento la undécima corrida de la Feria de Abril

Actualizada Lunes, 7 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • JUAN MIGUEL NÚÑEZ . EFE. SEVILLA

El buen ambiente que dejó la corrida de la víspera volvió a ser presagio de la decepción. La de ayer, otro desastre de toros, tuvo sólo un fogonazo de interés gracias al toreo precioso y diferente de Morante de la Puebla. Toreo sandunguero, de gracia y exquisitez, de arabescos y filigranas, seguido y celebrado con especial entusiasmo en el tendido, sin embargo, inacabado por culpa de la espada.

Mala suerte de Morante y mala suerte de la afición, toda la plaza, que se las prometía felices para celebrar el triunfo. Hubo hasta nueve agresiones con el estoque, y un descabello. Y dos avisos. Pero la ovación final fue de gala. ¡Qué bien toreó Morante! Puede parecer mentira pero esa circunstancia justifica el aburrimiento y la desesperación que inundó el resto de la tarde. Porque las otras cinco faenas, o mejor, trasteos, no tuvieron contenido alguno. Todo por culpa de los toros de Parladé.

Finito de Córdoba, no se sabe si encontró tabla de salvación a su acostumbrada indolencia en un lote que no colaboró lo más mínimo. Y así estuvo de trámite en el desrazado primero, que medio se dejó dar alguna coba por el pitón derecho, pero sin rematar. En el cuarto, siempre fuera del toro, al hilo del pitón, tardaba en colocarse, y más en recolocarse, de acuerdo a las exigencias del semoviente.

Tampoco pudo hacer nada Salvador Cortés. Quitando lo de Morante, la corrida fue de lo más insulsa. Para borrarse.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra