Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

El Mallorca perdonó al Real Madrid

Güiza pudo dar los tres puntos al Mallorca pero mandó un balón al travesaño en los últimos minutos del encuentro

Actualizada Domingo, 6 de abril de 2008 - 04:00 h.
  • EFE . MALLORCA

El Real Madrid tiene que dar las gracias al milagroso empate firmado en el Ono Estadi, donde el líder, huérfano de fútbol y de forma física, pagó la expulsión de Sergio Ramos y la decisión de Schuster de colocar a Diarra como lateral derecho hasta que el Mallorca aprovechó una de sus innumerables oportunidades de gol.

Tuvo que ser un canterano madridista, Borja Valero, quien, con un golazo en la recta final del choque, le arrebatase dos puntos a su ex equipo y salvase un punto para el Mallorca, que fue muy superior al equipo visitante en un duelo que también tuvo mucha polémica arbitral. El Madrid puede darse por muy satisfecho con el empate en Palma, aunque la Liga vuelve a calentarse y mucho tendrá que mejorar el equipo de Schuster, fundido en las segundas partes, para no tener que sufrir en su lucha por la Liga.

El Ono Estadi acabó muy insatisfecho con el resultado, pero sobre todo indignado con Daudén en la primera parte, porque además de un discutido gol anulado a Fernando Navarro por una supuesta falta de Ramos a Arango, no señaló un posible penalti de Cannavaro cuando se acercaba el descanso.

Justo cuando Sneijder acababa de sacar petróleo de una gran jugada personal de Robben, que se burló de Basinas y Nunes para fabricar el gol cuando peor estaba el Madrid, cuando había desaparecido en el medio campo y el Mallorca estaba jugando sus mejores minutos, dejando en evidencia a los laterales blancos.

Con la rabia que dio a la afición local que el Madrid se pusiese por delante en un minuto psicológico, cuando el Mallorca estaba siendo superior y llegando con muchísima facilidad al área de Casillas, llegó la mano de Cannavaro y la gran pañolada. Y con el canterano apagado y el Madrid echado atrás y el Mallorca crecido en la segunda parte, el duelo comenzó a tomar color bermellón. El Madrid empezó a especular, pensando en que defender y alguna contra le bastaría para sentenciar, sin necesidad de jugar al fútbol. Se equivocó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra